Viernes, 1 de Abril de 2011

La CAM no encuentra socios que estén dispuestos a asumir su agujero

En caso de que no logre una fusión, el Banco de España tendrá que decidir si la interviene o la deja continuar en solitario con ayudas públicas superiores a 3.000 millones. La caja decide hoy su estrategia de futuro

V. ZAFRA / M. ALBA ·01/04/2011 - 08:30h

Sede del Banco de España en la plaza de Cibeles, en Madrid. bloomberg

El Banco de España tiene un gran problema. La CAM necesita un socio de manera inminente para no acabar intervenida porque es prácticamente inviable que continúe sola su camino y en este momento no hay nadie dispuesto a unirse con la caja alicantina.

El organismo supervisor, que repite por activa y por pasiva que no va a intervenir a la CAM porque no es insolvente, se ha acercado a Santander, La Caixa, BBVA, Popular y Sabadell para intentar que la absorban, pero no ha conseguido hasta ahora que ninguno dé ni un solo paso adelante. No están dispuestos a asumir un problema del tamaño de la CAM (con 75.000 millones en activos) sin tener un respaldo económico público, es decir, sin que el fondo de rescate (el FROB) asuma una parte importante de la morosidad de la CAM. El Banco de España se niega a conceder esta garantía porque supondría dar dinero de los contribuyentes a fondo perdido y porque la última normativa aprobada no contempla esta opción.

La situación se asemeja a la que precedió a la entrada en Cajasur y CCM

Según fuentes conocedoras de las interioridades de la CAM, la entidad necesita en torno a 3.200 millones de euros y nadie está dispuesto a aportar ese dinero y menos sin saber lo que se van a encontrar, ya que todavía no ha circulado ni siquiera el cuaderno de venta. Los posibles compradores recuerdan que tanto en el caso de Cajasur como en el de Caja Castilla La Mancha, el agujero acabó siendo muy superior a lo que el Banco de España había calculado inicialmente. Y también inciden en que los acontecimientos se están desarrollando de forma muy similar a los de antes de la intervención de CCM y Cajasur. El organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez buscó entonces socios para ambas entidades y al no conseguirlos tuvo que acabar por intervenirlas. Algo que podría tener que hacer también en el caso de la CAM.

Tanto si se llega a esa situación como si el supervisor decide que la CAM continúe adelante sin socio con las ayudas del FROB (que se convertiría en el dueño de prácticamente todo su capital), en unos meses llegará el momento de vender la entidad y es entonces cuando todos estos grupos que ahora se muestran reticentes estarían dispuestos a presentar ofertas. Entonces, la caja estaría saneada y el riesgo sería mucho menor.

En todo caso, y aunque todavía no haya nadie dispuesto a asumir esta gran operación, en el Banco de España y en la CAM (que ha contratado al banco de inversión japonés Nomura para que le busque socio) no pierden la esperanza de que al final lo consigan. En realidad, sólo Santander (con Banesto), La Caixa y BBVA podrían asumir en solitario esta aventura, aunque también puede contemplarse la alianza con varias cajas que crearan un SIP similar al que se ha roto con Cajastur, Cantabria y Extremadura.

Santander, La Caixa y BBVA son los únicos que podrían asumir la compra

Suceda lo que suceda, la solución ha de llegar en los próximos días, ya que el Banco de España tiene que comunicar a todas las cajas el día 14 si está conforme con los planes de recapitalización que han presentado. Hoy se reúne el Consejo de la CAM, que podría fijar las líneas en las que se basará su plan de reestructuración.

Castigo a la imagen

Además, la imagen de Españano puede permitirse que la incertidumbre de la CAM se mantenga durante muchos días. Ayer, la cotización de los bancos españoles sufrió duramente como consecuencia de la ruptura de la fusión y la Bolsa española fue la que más bajó en Europa (el Ibex se dejó un 1,45%) después de que los principales bancos registraran bajadas de en torno al 3%. Las propias cuotas participativas de la CAM (similares a las acciones) sufrieron un colapso a primera hora, aunque al final del día lograron remontar y sólo perdieron el 1,74%. Y eso pese a que el FMI dio un espaldarazo a España al decir que el Gobierno ha dado "pasos muy importantes" para fortalecer la economía.

Por otra parte, el Consejo de Administración de Caja Duero-España puso ayer fecha a la aprobación de la integración con Unicaja. Será el 14 de abril cuando voten su fusión. Entonces, Unicaja se integrará en el banco que las cajas castellanoleonesas acordaron ayer crear para cumplir con las nuevas exigencias de solvencia. Como acordó ayer su Consejo, Caja Duero-España será la única entidad fundadora de este banco, pudiendo hacer partícipes en el futuro a otras instituciones de crédito como fundadoras. Será el caso de Unicaja.