Archivo de Público
Viernes, 1 de Abril de 2011

El quirófano llama otra vez a Pedrosa

El catalán será operado de la clavícula tras la carrera de Jerez

ALBERTO CABELLO ·01/04/2011 - 08:40h

El trasiego nervioso de Dani Pedrosa (Honda) antes de la salida en la carrera de MotoGP en Qatar reveló que algo importante se había torcido. La foto que deja el previo de esa carrera es un AlbertoPuig, su mánager, con la mirada perdida en el más allá y un subcampeón del mundo de mármol al que en un chasquido se le habían alejado todas las buenas sensaciones de la pretemporada. Luego, el piloto catalán confirmó que la clavícula operada tras la caída en Japón el pasado mes de octubre había vuelto a emitir malas señales. Los síntomas, falta de sensibilidad y de fuerza en el brazo izquierdo que convierten el manillar en un roca de toneladas de peso.

Después de pruebas médicas y estudios en profundidad, el equipo del catalán confirmó ayer que el subcampeón del mundo debe volver al quirófano para reparar el origen de esos dolores.

El piloto de Honda aprovechará el parón de un mes en el campeonato

Pedrosa pasará por el hospital después de la carrera del domingo en Jerez. Se le ha diagnosticado una compresión intermitente de la arteria subclavia. "Llevábamos mucho tiempo buscando respuesta a los efectos de esta lesión y estoy tranquilo, porque finalmente sabemos lo que pasa", declaró ayer. El momento para la parada en boxes es el idóneo. La suspensión del GP de Japón como consecuencia del terremoto de hace tres semanas deja un hueco de casi un mes hasta la próxima carrera, el primer día de mayo, en Portugal.

Tiempo necesario para una rehabilitación delicada que quizá se precipitó la temporada pasada en su afán de no perderle toda la pista a Jorge Lorenzo en la lucha por el título mundial. A las dos semanas de la operación, ya andaba el piloto de Honda encima de la moto para intentar tomar la salida en la prueba de Australia. Tuvo que cambiar de idea ante las molestias de la espalda.

Ambientazo y calor

130.00 aficionados llenarán el domingo las gradas del circuito andaluz

La carretera nacional que une Jerez y Sevilla se llena sábados y domingos de ciclistas que aprovechan el trazado sinuoso y el arcén amplio para practicar su deporte favorito. Esta semana han adelantado su etapa. A partir de hoy, carriles, arcenes y todo el asfalto hasta llegar al circuito de Jerez pertenece a los moteros. Se espera otra vez un ambiente de millones de centímetros cúbicos a todo gas.

Los primeros cálculos señalan la llegada de unas 130.000 personas. Los hoteles en 50 kilómetros a la redonda tienen su primer fin de semana fuerte del año: no hay camas libres. El dispositivo de seguridad ya está en marcha. Alrededor de unos 1.200 agentes de la Guardia Civil en todo el país, la mitad en el entorno del circuito, velarán por la seguridad en las carreteras.