Archivo de Público
Miércoles, 30 de Marzo de 2011

El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba sanciones contra el gobernante de Costa de Marfil

Ha aprobado por unanimidad una resolución que contempla sanciones a Laurent Gbagbo, por su negativa a abandonar el poder

EFE ·30/03/2011 - 23:35h

Fuerzas pro Ouattara en Duekoue. AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este miércoles por unanimidad una resolución que contempla sanciones contra el gobernante de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, por su negativa a abandonar el poder.

Los quince miembros del máximo órgano internacional de seguridad votaron a favor de aprobar la resolución 1.975 propuesta por Francia y Nigeria, en la que imponen sanciones contra Gbagbo y su círculo de colaboradores más cercano, al tiempo que le piden que traspase el poder al ganador de las elecciones de noviembre, Alassane Ouattara.

La adopción de la resolución se produce el mismo día en que la capital marfileña, Yamusukro, cayó en manos de las Fuerzas Republicanas de Costa de Marfil (FRCI) favorables a Ouattara, a quien la comunidad internacional ha reconocido repetidamente como vencedor de esos comicios.

A partir de ahora Gbagbo, su esposa y tres colaboradores, verán sus activos en el exterior congelados, además de que se les impone una restricción a todos sus viajes al exterior "por incitar al odio y a la violencia".

"Cese inmediato de la violencia contra los civiles"

El texto pide el "cese inmediato de la violencia contra los civiles" y pide a ambas partes que "respeten la voluntad del pueblo marfileño y la elección de Ouattara como presidente del país", como lo reconoció la Comunidad Económica de Estados de África occidental (Cedeao) y la Unión Africana (UA).

El texto pide a ambas partes que "respeten la voluntad del pueblo marfileño

La resolución da "todo el apoyo" a la Misión de las Naciones Unidas en Costa de Marfil (Onuci) para usar "todas las medidas necesarias" para llevar a cabo su mandato de "proteger a la población civil".

Subraya, además, "la necesidad" de que la Onuci lleve a cabo "el embargo de las armas pesadas utilizadas contra la población civil, dentro de su capacidad y sus áreas de despliegue".

El documento señala a Gbagbo como principal responsable de la crisis humanitaria que atraviesa Costa de Marfil y lo coloca, junto a cuatro de sus colaboradores, como blanco de unas sanciones que incluyen la restricción de viajes y la congelación de bienes financieros y fuentes económicas de esos individuos.

"Obstrucción a la paz y a la reconciliación"

Acusa a Gbagbo de "obstrucción a la paz y al proceso de reconciliación" en el país por su negativa a aceptar los resultados de las elecciones, le pide que abandone el poder y le condena por "no aceptar una solución política" a la crisis.

A su esposa, Simone Gbagbo, que preside el grupo parlamentario del Frente Popular Marfileño (FPI), también se la acusa de obstruir la paz y el proceso de reconciliación nacional, al tiempo que se le acusa de "incitar públicamente al odio y a la violencia".

Entre el resto de personas sobre las que se centra la resolución también destaca Alcide Djédjé, quien fuera embajador de Costa de Marfil ante las Naciones Unidas y quien está al frente de la cartera de Asuntos Exteriores en el "ilegítimo Gobierno de Gbagbo", según el proyecto de resolución.

Las otras dos personas son Désiré Tagro, quien, además de participar en ese Gobierno que no reconoce la comunidad internacional está "envuelta en la represión violenta de los movimiento populares de los pasados febrero, noviembre y diciembre", así como Pascal Affi N'Guessan, presidente del FPI.