Archivo de Público
Miércoles, 30 de Marzo de 2011

La ONU se reúne para evaluar la situación en Costa de Marfil

El Consejo de Seguridad estudia la posibilidad propuesta por Francia y Nigeria de sancionar al gobernante Gbagbo tras su negativa a abandonar el poder.

EFE ·30/03/2011 - 21:38h

Los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunirán hoy para evaluar la situación en Costa de Marfil, mientras las fuerzas partidarias del ganador de las elecciones, Alassane Ouattara, han entrado ya en la capital del país, Yamusukro.

El máximo órgano de seguridad internacional anunció que se reunirá a partir de las 21.00 GMT para tratar la situación en el país y evaluar el proyecto de resolución presentado la semana pasada por Francia y Nigeria para sancionar al gobernante Laurent Gbagbo por su negativa a abandonar el poder.

Fuentes diplomáticas indicaron que existe la posibilidad de que ese proyecto, que da "todo el apoyo" a la Misión de las Naciones Unidas en Costa de Marfil (ONUCI) para usar "todas las medidas necesarias" para llevar a cabo su mandato de "proteger a la población civil", sea sometido hoy mismo a la votación del Consejo.

La nueva reunión del Consejo de Seguridad se produce después de que las Fuerzas Republicanas de Costa de Marfil (FRCI), favorables a Ouattara, hayan entrado a Yamusukro, capital del país, según diversas informaciones de prensa.

La ONU ha condenado los disparos de las fuerzas afines a Ouattara

Los seguidores de Ouattara, reconocido por la comunidad internacional como presidente electo de Costa de Marfil, afirmaron el martes que habían agotado "todos los medios pacíficos" para que el país africano salga de la crisis en la que se encuentra tras las elecciones presidenciales de noviembre.

Entre el lunes y el martes, los milicianos que respaldan a Ouatarra, ya se habían hecho con el control de cuatro importantes ciudades: Duékoué, Bondoukou, Daloa y Abengourou, esta última a 220 kilómetros de Abiyán, la capital económica del país.

Además, la ONU condenó el lunes los disparos de las fuerzas afines a Ouattara contra un helicóptero de la misión del organismo internacional en Costa de Marfil (ONUCI), aunque no lo llegaron a impactar.

Los quince miembros del Consejo de Seguridad han mostrado en numerosas ocasiones su preocupación acerca de la situación que vive Costa de Marfil desde que el gobernante actual marfileño, Laurent Gbagbo, fuera declarado como el perdedor de los comicios electorales de noviembre pero se haya negado repetidamente a abandonar el poder.

La Misión de la ONU en Costa de Marfil cuenta con un total de 9.024 uniformados

Proyecto de sanciones

Los representantes de Francia y Nigeria dieron un paso más en ese sentido el pasado viernes cuando presentaron un proyecto de resolución que incluye la aplicación de sanciones contra Gbagbo, su esposa Simone, y el ministro de Asuntos Exteriores, Alcide Djedje, entre otros.

El documento señala a Gbagbo como principal responsable de la crisis humanitaria que atraviesa Costa de Marfil y lo coloca, junto a cuatro de sus colaboradores, como blanco de unas sanciones que incluyen la restricción de viajes y la congelación de bienes financieros y fuentes económicas de esas personas.

El proyecto de resolución pide a Gbagbo que abandone el poder y también subraya "la necesidad" de que la ONUCI lleve a cabo "el embargo de las armas pesadas utilizadas contra la población civil, dentro de su capacidad y sus áreas de despliegue".

El texto pide asimismo el "cese inmediato de la violencia contra los civiles" y pide a ambas partes que "respeten la voluntad del pueblo marfileño y la elección de Alassane Ouattara como presidente del país", como lo reconoció la Comunidad Económica de Estados de África occidental (CEDEAO) y la Unión Africana (UA).

"La razón de la crisis es muy simple: Gbagbo no quiere irse. Ha habido muchos intentos de encontrar una solución política, pero el gobernante se niega a escuchar nuestra llamada", indicó el embajador francés ante la ONU, Gérard Araud, cuando informó de su voluntad de aprobar una resolución sobre Costa de Marfil.

La Misión de la ONU en Costa de Marfil cuenta con un total de 9.024 uniformados, de los que 7.578 miliares son "cascos azules", 176 son observadores militares y 1.270 policías, a los que se suman 389 desplazados civiles internacionales, 737 empleados locales y 255 voluntarios de Naciones Unidas.