Archivo de Público
Miércoles, 30 de Marzo de 2011

Demasiados adultos mayores se realizan controles prostáticos

Reuters ·30/03/2011 - 16:52h

Por Genevra Pittman

Demasiados hombres de 80 años o más se están realizando los análisis de sangre para detectar el cáncer de próstata, a pesar de que no existen pruebas de que eso los vaya a ayudar, de acuerdo a un nuevo estudio.

En los adultos mayores, identificar un tumor oculto en la próstata no cambiaría nada porque el cáncer nunca acortaría sus vidas. Aun así, si se descubre un tumor en estadio inicial, hay que dar inicio a una serie de procedimientos médicos dolorosos y costosos.

De modo que la pesquisa en los adultos mayores "no tiene sentido", aseguró el doctor Peter Albertsen, experto en cáncer de próstata del hospital de la University of Connecticut, Farmington, y que no participó del estudio.

Los autores de un nuevo estudio hallaron que los hombres de 70 años o más eran dos veces más propensos que los de 50 a hacerse un análisis de sangre para identificar signos del cáncer de próstata, aunque los más jóvenes son los que más se beneficiarían con ese test.

"La prueba se diseñó para ellos", dijo el doctor Scott Eggener, coautor del estudio del hospital de University of Chicago, respecto de los más jóvenes. Pero los adultos mayores "son mucho más propensos a ir al médico con regularidad" y los médicos están acostumbrados a indicarles el test casi sin pensarlo.

Los resultados, publicados en Journal of Clinical Oncology, aparecen en medio de un debate en la comunidad médica sobre si la pesquisa de este cáncer prolonga la vida.

El test en discusión determina una proteína que produce la glándula prostática llamada antígeno prostático específico o PSA, por sus siglas en inglés. Como explican los Institutos Nacionales de Salud en su sitio de Internet, a mayor PSA, más posibilidad de tener cáncer de próstata. Pero un hombre puede tener PSA elevado sin tener cáncer.

El equipo de Eggener revisó datos de dos encuestas nacionales de salud realizadas en el 2000 y el 2005, en las que casi 15.000 hombres respondieron si se les había realizado la pesquisa de cáncer de próstata el año anterior.

El 24 por ciento de los hombres de alrededor de 50 años respondió que se había realizado la prueba, comparado con el 46 por ciento de los de 70 años. La tendencia volvía a caer a partir de los 74 años, pero un 25 por ciento de los mayores de 85 años respondió que se había realizado el test.

Al escalar esas cifras a la población general de Estados Unidos, el equipo estimó que 1,5 millones de mayores de 80 años se habrían realizado el análisis de PSA recientemente.

Esto agrega costos innecesarios al sistema de salud.

El costo promedio de un test de PSA oscila entre los 70 y 400 dólares. Medicare cubre el 80 por ciento del valor, pero algunas aseguradoras privadas directamente no lo cubren.

El doctor Steven Woloshin, que estudia los riesgos y los beneficios de la pesquisa del cáncer en Dartmouth Medical School, Hanover, New Hampshire, dijo que aun en los hombres jóvenes, no hay demasiadas pruebas de que el screening prostático pueda prevenir muertes.

"Hay una pequeña posibilidad o, quizás, ninguna de obtener un beneficio", dijo Woloshin, que no participó del estudio. "Pero sí hay posibilidad de causar daño" a través de procedimientos y tratamientos innecesarios.

El panel federal de expertos U.S. Preventive Services Task Force informó en el 2008 que los beneficios de la pesquisa en menores de 75 años son "inciertos" y que es posible que las complicaciones los superen en los mayores de esa edad. Es difícil saber, según Woloshin, si ese mensaje está llegando a los hombres que están pensando en hacerse el test.

Para Eggener, los hombres deberían conocer los riesgos y los beneficios del test de PSA y tanto médicos como pacientes no deben asumir que optar por la pesquisa no siempre es la mejor decisión.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, online 29 de marzo del 2011.