Archivo de Público
Miércoles, 30 de Marzo de 2011

Berlusconi promete candidar a Lampedusa al Nobel de la Paz

Il Cavaliere promete trasladar a todos los inmigrantes en dos días y asegura que se ha comprado una casa allí

DANIEL DEL PINO ·30/03/2011 - 12:12h

Berlusconi, esta mañana en Lampedusa. RAI

Primero los barcos y después Il Cavaliere. Silvio Berlusconi aterrizó pasado el mediodía y cargado de regalos en la isla italiana de Lampedusa donde la llegada sin descanso de miles de personas que huyen de las revueltas del norte de África desde mediados de enero, ha desatado la emergencia humanitaria.

Como era de esperar, su visita se ha rodeado de una gran parafernalia mediática, perfecta para ocultar la pésima gestión que el Gobierno ha hecho de la crisis y las maniobras que se estaban llevando a cabo en el Parlamento para anular el caso Mills. Si bien esta noche no ha habido nuevos desembarcos, hoy en Lampedusa hay presentes 6.200 extranjeros, 1.200 personas más que las que habitan la isla, y siete veces más que las personas que pueden ser acogidas en el centro de retención.

Antes que Berlusconi, han llegado dos barcos de los cinco que el Gobierno ha planeado enviar para tarsladar a todos los refugiados. El problema es que aún no seconoce cuál será su destino. Desde enero, el Ministerio de Interior ha ido repartiendo a estas personas por otros centros de retención del país, que ahora también se encuentran colapsados.

Nobel de la paz

Y con Il Cavaliere ha comenzado el show. El primer ministro ha prometido que "entre 48 - 60 horas", todos los inmigrantes serán trasladados y ha asegurado que el Gobierno pondrá a disposición de las autoridades de la isla un presupuesto para reparar los gastos a los que se ha enfrentado en estos días y una inversión para la limpieza, la reforma y la promoción del turismo. 

Berlusconi ha hablado, además, de los acuerdos a los que han llegado con Túnez la semana pasada los ministros de Interior y Exteriores, entre los cuales "os cuento una pintoresca: estamos comprando pesqueros para que no los puedan usar para llegar a Lampedusa. Cuando me jubile, montaré un negocio de pesca".

Y por último, dos sorpresas: "El Gobierno presentará a la isla de Lampedusa a las candidaturas para el Nobel de la Paz". Y añadió, "me he comprado una casa, así que ahora yo también soy ciudadano de Lampedusa. Así tenéis un interlocutor en el Gobierno interesado".