Archivo de Público
Martes, 29 de Marzo de 2011

Los aliados certifican su confianza en los rebeldes libios

Crean un grupo de contacto, que celebrará su primera reunión en Qatar, con el propósito de seguir presionando al régimen de Gadafi

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·29/03/2011 - 20:47h

Los países occidentales han certificado y redoblado todo su apoyo sobre los rebeldes libios ante un régimen que está acabado y que ha perdido "la legitimidad". Los ministros de Exteriores de alrededor de 40 países y representantes de la ONU, la Liga Arabe, la Unión Africana, la Organización de la Conferencia Islámica, la Unión Europea y la OTAN reunidos este martes en Londres han acordado aumentar su presión desde todos los ámbitos contra Gadafi.

La reunión también sirvió para crear un grupo de contacto que asumirá "la dirección política del esfuerzo internacional" para llevar a la práctica la resolución de la ONU. Asimismo, servirá de "foro para coordinar la respuesta internacional y para ofrecer un foco en la comunidad internacional para el contacto con las partes libias". 

Qatar, uno de los países árabes que está participando en la operación militar en Libia, ha accedido a "convocar la primera reunión del grupo de contacto tan pronto como sea posible". A partir de ahí, aclara el comunicado, "la presidencia rotará entre los países de la región y más allá de ella".

Por otra parte, el comunicado se felicita de que la OTAN vaya a asumir el mando de las operaciones militares para imponer la zona de exclusión aérea y ejecutar el embargo de armas, así como de la oferta hecha por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, de "liderar la coordinación de la asistencia humanitaria y planear el apoyo para la estabilización a largo plazo" del país.

Armar a los insurrectos

William Hague, el jefe de la diplomacia británica, anfitrión de esta cita, subrayó que "ninguna de las personas presentes en esta conferencia decidirán el futuro de Libia", sino que serán los libios los que deberán decidir en libertad el destino que quieren para su país. "Reconocemos la necesidad de que todos los libios, incluido el Consejo Nacional de Transición y los líderes tribales, se unan para poner en marcha un proceso político incluyente", explicó.

“Nuestra interpretación es que la resolución 1973 enmienda la prohibición de enviar armas"

Hague aseguró que en la conferencia no se habló de la posibilidad de armar a la oposición a las fuerzas de Gadafi, aunque consideró que sería legítimo de acuerdo con la resolución 1973. "No se trató en la conferencia y no estaba en la agenda. Es un tema que se ha planteado por parte del CNT, pero no forma parte de ningún acuerdo en el día de hoy", indicó el ministro.

No se habló del tema en la conferencia de forma oficial, pero varios líderes se refirieron a ello después, y no en los mismos términos.  La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, dijo que aún es pronto para considerarlo, pero dejó claro que Washington estima que no habría ningún problema jurídico en enviar armas:

“Nuestra interpretación es que la (resolución)1973 enmienda o supera la prohibición absoluta de enviar armas (que existía en la resolución 1970), y por tanto si algún país decidiera hacerlo, sería una transferencia legítima de armas. Pero de momento no hemos tomado esa decisión”.

Presencia de Al Qaeda

Los partidarios de armar a las milicias contrarias a Gadafi recibieron un cierto apoyo por parte del primer ministro de Qatar: “Nuestra posición es que debemos evaluar los ataques aéreos después de un tiempo para ver si son efectivos o no en la protección del pueblo libio”. Quedó claro que si Gadafi consigue resistir en Trípoli la cuestión de armar a los rebeldes volverá a estar en primer plano.

La posible presencia de antiguos o actuales miembros de Al Qaeda en las filas de la oposición libia es el obstáculo más citado. Nadie quiere repetir los erorres que se cometieron al entregar armamento a los mismos muyahidines afganos durante la invasión soviética que años después se aliaron con Osama bin Laden. De las declaraciones de algunos líderes europeos, se deduce que hay quien podría estar dispuesto a asumir ese riesgo.

”Si hay algún elemento de Al Qaeda, sería aislado o irrelevante”

Clinton no quiso entrar en esa discusión y dijo no tener información específica sobre esa hipotética presencia. Trinidad Jiménez no le dio mucha importancia:”Si hay algún elemento de Al Qaeda, sería aislado o irrelevante”. 

Así las cosas, los dirigentes instaron a "todos los libios, incluido el Consejo Nacional de Transición, los líderes tribales y otros, a que se unan para iniciar un proceso político incluyente (...) mediante el cual puedan elegir su propio futuro". Igualmente, han pedido a la comunidad internacional que respalde este proceso y en particular, a los países africanos y vecinos árabes, que según los asistentes a la conferencia de Londres, "tienen un importante papel que desempeñar".

Por otra parte, han expresado su compromiso para seguir aplicando las sanciones vigentes contra el régimen de Gadafi así como para actuar y "evitar el suministro y la actuación de mercenarios" en territorio libio, y han adelantado que tratarán de lograr que se impongan "sanciones adicionales contra individuos y entidades vinculados al régimen".