Archivo de Público
Martes, 29 de Marzo de 2011

El cuarteto Leipzig culmina el ciclo de cuartetos del "privilegiado" Halffter

EFE ·29/03/2011 - 18:12h

EFE - El "privilegiado" Cristóbal Halffter durante el encuentro que ha mantenido con la prensa acompañado del director del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), Antonio Moral, y de los músicos del cuarteto de Leipzig Tilman Büning (segundo violín) y Matthias Moosdorf (chelo).

El "privilegiado" Cristóbal Halffter acaba de cumplir 81 años y asegura que ahora compone mejor música que antes porque es capaz "de imaginar más", por eso no descarta que a los siete cuartetos que ha escrito en 52 años, programados en un ciclo que cierra mañana el cuarteto de Leipzig, se le unan otros.

"Hay mucha gente que se ha muerto y que no se ha enterado de que ha vivido", ha asegurado hoy "muy contento" el maestro madrileño en un encuentro con la prensa acompañado del director del Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), Antonio Moral, y de los músicos del cuarteto de Leipzig Tilman Büning (segundo violín) y Matthias Moosdorf (chelo).

Por eso, confiesa, él se siente un "privilegiado", porque se ha dedicado a lo que él consideraba importante y, además, las ganas de hacer música no sólo no se le han agotado, sino que han aumentado gracias a "una capacidad de imaginar" potenciada por la experiencia.

El ciclo, que concluye mañana con un concierto en el Auditorio Nacional, abarca la integral de sus cuartetos de cuerda alternados con los tres últimos escritos por Beethoven, a quien no le importó nada que fueran un fracaso en su estreno porque, dijo entonces, estaban compuestos "para el futuro".

"He tenido mucha suerte de que lo interprete el cuarteto de Leipzig porque entroncan la tradición con mi obra. A Beethoven le hubiera entusiasmado", ha asegurado Halffter.

Sobre los cuartetos ha detallado que el primero, de 1954, es, "quizá, un pecado de juventud", escrito cuando hacía la "mili" y aún no había podido salir de España.

Pasaron dieciséis años hasta que compuso el segundo; en 1978, por encargo, escribió el tercero; en 1990, como un regalo de cumpleaños, el cuarto, igual que el quinto, también de ese año; en 2001 hizo el sexto y en 2007, por encargo del Festival de Leipzig, el que, por el momento, es el séptimo y último.

En el que por ahora cierra su producción de cuartetos, "Espacio de silencio", Halffter incluye poemas leídos de Jorge Manrique, porque, subraya, le parece que el poeta palentino escribió "coplas cuánticas": "El presente es tan rápido que se puede dar el pasado por no venido", ha parafraseado.

Dice que esa música, parte de ella grabada en un disco que acaba de editar MDG, es "una pequeña piedrita en una catedral", y revela que ya ha compuesto una hora y "sólo" le faltan 25 minutos de la que será su tercera ópera, "Novela de ajedrez", basada en una novela de Stefan Zweig.

"Novela de ajedrez", explica, se estrenará en 2012, y "Lázaro", una ópera escrita en 2007, se podrá ver en el Teatro Real, según le ha dicho su intendente, Gerard Mortier, aunque aún no sabe cuándo.

Para Antonio del Moral, Halffter es más un compositor centroeuropeo que español, "algo que se aprecia perfectamente en estos cuartetos", a los que ha sido capaz de dar una "tensión dramática" diferente de la "brillantez o contraste" de la creación nacional, "más pintoresca".

En España, ha subrayado Moral, anterior director artístico del Real, no ha habido una gran tradición "cuartetística" a partir de los años 50, excepción hecha del Cuarteto Casals.

Matthias Moosdorf y Tilman Büning han coincidido en que trabajar con Halffter, al que conocen desde hace 22 años, es "un privilegio y una gran oportunidad" que les permite ir siempre a la búsqueda "de cosas importantes en la vida".