Archivo de Público
Martes, 29 de Marzo de 2011

Rebeldes libios retroceden debido a bombardeos de leales a Gadafi

EFE ·29/03/2011 - 13:42h

EFE - Daños provocados en el exterior de una vivienda durante ataques áreos llevados a cabo por las tropas de la coalición en Trípoli, Libia.

Los milicianos rebeldes retrocedieron hoy hasta Ben Yauad, a unos 100 kilómetros al este de Sirte, a causa de los bombardeos de artillería de las fuerzas del líder libio, Muamar al Gadafi, según el portavoz de los revolucionarios Ahmad Jalifa. "Las tropas de Gadafi están en el Valle Rojo y desde allí están bombardeando a los rebeldes que han retrocedido al área de Ben Yauad", dijo Jalifa en una conferencia de prensa en Bengasi.

El portavoz explicó que las fuerzas de Gadafi se han hecho fuertes en el Valle Rojo y que no se han movido desde allí, por lo que los rebeldes han reculado hasta Ben Yauad para aprovisionarse bien y preparar un ataque. "No es que ahora los revolucionarios avancen más lentamente, de hecho van bastante rápido, pero ahora están revisando sus tácticas y defensas (en Ben Yauad) para poder moverse más tarde", precisó el representante de los rebeldes.

Jalifa agregó que ahora es peligroso acercarse a Sirte, porque los "gadafistas" han diseminado minas en sus cercanías. Asimismo, el portavoz apuntó que ayer por la tarde los rebeldes se encontraban a 30 kilómetros al este de Sirte, en la localidad de Sittar, pero que no pudieron avanzar más porque fueron repelidos por las fuerzas progubernamentales que lanzaron cohetes "katiusha". "El bombardeo obligó a los rebeldes a volver a Ben Yauad", explicó Jalifa.

Por lo demás, aunque Jalifa reconoció que prosiguen los enfrentamientos aislados en Nafauliya, a unos 15 kilómetros al oeste de Ben Yauad, aseguró que esta localidad está bajo control rebelde.

124 muertos y 284 heridos

Al menos 124 personas han muerto y 284 han resultado heridas en los últimos nueve días en Misrata, a unos 200 kilómetros al este de Trípoli, informó hoy el portavoz de los rebeldes libios Ahmad Jalifa, en una conferencia de prensa en Bengasi. "Hay una gran crisis en Misrata", dijo Jalifa, al subrayar que entre los heridos hay cincuenta casos graves que necesitan ser operados urgentemente. El representante de los revolucionarios explicó que ayer llegó al puerto de Misrata un barco con ayuda humanitaria procedente de Italia.