Lunes, 14 de Enero de 2008

Nadal debuta con victoria y Moyá se despide

EFE ·14/01/2008 - 17:20h

EFE - El tenista español Rafael Nadal golpea la bola durante el partido contra el serbio Viktor Troicki, en el Abierto de Australia, en Melbourne, Australia. Nadal ganó 7-6, 7-5 y 6-1.

El español Rafael Nadal dio su primer paso en el Abierto de Australia, venció al serbio Viktor Troicki, 126 del mundo, en tres sets y liquidó la contienda ya de madrugada en el último partido de jornada inaugural del Abierto de Australia.

En una edición en la que tiene por primera vez posibilidades matemáticas de superar al suizo Roger Federer al frente de la clasificación mundial, el de Manacor se impuso por 7-6 (3), 7-5 y 6-1 en dos horas y 34 minutos, para cerrar un día que se saldó con cinco victorias y dos derrotas para el tenis español.

Tras caer en la final del torneo de Madras contra el ruso Mihail Youznhy después de su agotadora semifinal contra Carlos Moyá, había expectación en comprobar cómo reaccionaría Rafael en el primer Grand Slam de la temporada ante un jugador de 19 años, que ya ha apuntado algunas victorias de importancia -como la que logró el pasado año en Umag ante su compatriota Novak Djokovic-, que sirve con gran potencia demostrada con sus 14 saques directos y cuyo desparpajo le ha llevado a salir de la fase previa.

Nadal tuvo problemas para irse en el marcador en las dos primeras mangas, pero su mayor experiencia le sacó de estos apuros iniciales antes de consolidarse en el tercer set y jugar con soltura después. Troicki logró 40 golpes ganadores, pero cometió 41 errores no forzados ante la seguridad de Rafa que ahora se enfrentará con el francés Florent Serra, que derrotó al alemán Florian Mayer.

La jornada comenzó con un dramático encuentro para Tommy Robredo que necesitó de cinco sets para doblegar al alemán Mischa Zverev, pero luego Anabel Medina, Guillermo García López y Feliciano López lo hicieron más fácil ante la checa Petra Cetkovska, el argentino Juan Ignacio Chela (18) y el estadounidense Wayne Odesnik, respectivamente.

La victoria de García López ante Chela fue uno de los mejores resultados del día. El argentino jamás había perdido en primera ronda en Melbourne en ocho actuaciones, y alcanzó los octavos en 2006. Es siempre un rival duro y correoso en pista dura, pero hoy el pupilo de Juan Esparcia encontró la forma de desbordarle, por 6-4, 6-2, 1-6 y 6-2.

En el caso de Medina, su triunfo (7-6 y 6-0) significó acabar con tres años de fracasos en Melbourne a la primeras de cambio, y al cambiar el torneo de superficie, todo le pareció mucho mejor a la de Torrente. "No me hacía demasiada gracia el "rebound ace", dijo quizás recordando la gravísima lesión que sufrió en el 2002 en partido contra Monica Seles.

Medina se enfrentará ahora con la rusa Elena Dementieva, Feliciano con el francés Richard Gasquet y Guillermo García López con el colombiano Alejandro Falla.

Las dos primeras derrotas españolas llegaron con Carlos Moyá y Marcel Granollers Pujol. El primero de ellos, finalista en 1997, sucumbió ante el austríaco Stefan Koubek, hoy en un día inspiradísimo, que acabó por destrozar mentalmente al mallorquín, quien entregó el partido con una doble falta. Granollers, que había salido de la fase previa, cedió ante el ruso Evgeny Korolev en tres sets.

El británico Andy Murray, noveno favorito, que venía de ganar el torneo de Doha, se convirtió en el primero de los cabezas de serie importantes que abandonó el torneo al caer ante el francés Jo-Wilfried Tsonga por 7-5, 6-4, 0-6, 7-6 (5).

Tsonga ya protagonizó un encuentro para recordar el pasado año cuando también contra las cuerdas al estadounidense Andy Roddick, pero esta vez soportó los calambres para culminar su obra ante Murray, octavo finalista en el 2007.

También avanzaron el estadounidense Andy Roddick (6), los rusos Nikolay Davydenko (4) y Mihail Youznhy (14), el francés Richard Gasquet (8), y los franceses Paul Henri Mathieu (23) y Gilles Simon (28).

En el cuadro femenino, la estadounidense Serena Williams, defensora del título se abrió paso ante la australiana Jarmila Gajdosova, en 62 minutos, al igual que la belga Justine Henin contra la japonesa Aiko Nakamura. En el caso de la jugadora de Lieja, se trataba de su regreso a Melbourne Park después de la final que disputó contra la francesa Amelie Mauresmo en 2006, cuando tuvo que retirarse por un problema estomacal. El año pasado decidió no participar debido a problemas personales motivados por su divorcio.

Fresca tras su victoria en el torneo de Sydney, Henin solo cedió cuatro juegos ante Nakamura. Muy diferente le fue a la serbia Jelena Jankovic, quien ya había tenido problemas físicos en la Copa Hopman recientemente, y quien hoy tuvo que implorar a los cielos para conseguir ayuda necesaria y vencer a la austríaca Tamira Paszek, por 2-6, 6-2 y 12-10 después de salvar tres puntos de partido.

"Estaba rezando, Dios mío ayudame a salir de esta situación", comentó después Jankovic, que durante el partido recibió masaje en la parte baja de su espalda.

También avanzaron a la segunda ronda, la rusa Maria Sharapova (5), la francesa Tatiana Golovin (13) y la suiza Patty Schnyder (15). La estadounidense Lindsay Davenport, campeona del Abierto en el 2002, ganadora de tres de los cuatro torneos que ha disputado después de regresar al circuito a finales de septiembre pasado tras ser madre por primera vez en junio, también impuso su juego, y ahora será la rival de Sharapova.