Archivo de Público
Martes, 29 de Marzo de 2011

Nissan reduce su producción en China hasta en un 75 por ciento por el seísmo en Japón

EFE ·29/03/2011 - 08:53h

EFE - En la imagen, una cadena de montaje en la planta que la marca japonesa Nissan tiene en Oppama (Japón). EFE/Archivo

Las tres plantas de la multinacional automovilística Nissan en China están viendo mermada su producción, por escasez en el suministro de componentes, hasta en un 75 % en el caso de su fábrica de Xiangfan (provincia central de Hubei), recoge hoy el diario oficial "Shanghai Daily".

A pesar de que, poco después del seísmo y el tsunami que asolaron el noreste japonés el pasado día 11, las filiales en China de los tres principales fabricantes japoneses minimizaron el efecto de los cierres temporales que estaban haciendo sus matrices en suelo nipón, ahora algunas fábricas notan ya la escasez de autopartes hechas allí.

La planta de la empresa mixta entre Nissan y la firma china Dongfeng Motor en Xiangfan ha visto reducida su producción en un 75 %, hasta 82 unidades diarias, cuando está diseñada para fabricar 304 vehículos al día.

Esto se debe a que, tras el terremoto, su almacén se ha ido vaciando de complejos componentes clave fabricados en Japón, como motores y sistemas de transmisión, que no se pueden sustituir ni conseguir fácilmente desde China.

Dongfeng Nissan, que también tiene fábricas en Cantón (provincia de Cantón, sureste) y Zhengzhou (provincia de Henan, centro este), había anunciado días atrás que en principio no esperaba que su producción en China se viera afectada hasta finales de marzo.

Con todo, sí previó en un comunicado que un poco más adelante "la producción futura probablemente se verá afectada, ya que los suministradores (de componentes) han sufrido un impacto duro (tras el seísmo) y la escasez de electricidad podría minar los esfuerzos por restablecer la producción en Japón".

De hecho, según la prensa china, la planta de Dongfeng Nissan en Zhengzhou, que produce sobre todo todoterrenos, sí cubre el 95 % de sus necesidades de componentes en el mercado chino, y por ahora tiene reserva de piezas japonesas para unos dos meses más.

Con todo, Nissan calcula que las ventas en China no se verán casi afectadas, salvo para el modelo Infiniti, que importa directamente desde Japón, ya que las fábricas niponas de componentes están restableciendo su producción.

Por su parte, la filial cantonesa de Honda, la empresa mixta Guangzhou Honda, está trabajando en sus instalaciones con dos turnos diarios que prolongará al menos hasta abril, ya que "el suministro a China es una de nuestras prioridades", mientras las fábricas japonesas de la matriz permanecerán aún cerradas hasta el domingo.