Archivo de Público
Martes, 29 de Marzo de 2011

Joaquín Sabina confiesa que se dedicó a la música "por casualidad"

EFE ·29/03/2011 - 01:51h

EFE - El cantante español Joaquín Sabina ofrece una rueda de prensa este 28 de marzo previa a su concierto de este martes en Montevideo, Uruguay.

El cantante español Joaquín Sabina confesó hoy en Montevideo que terminó dedicándose a la música "por casualidad" y que su sueño era ser profesor de literatura, si bien agradece su profesión, pese a que algunas veces sienta que no tiene "nada que ver con el idiota" que se sube al escenario.

El músico se expresó así durante una rueda de prensa para presentar el concierto "El Penúltimo Tren", que mañana dará en la capital uruguaya, única presentación del artista español en Uruguay dentro de su gira por América Latina.

"No recuerdo un solo momento en mi vida en el que pensara que iba a ser cantante. Mi sueño era más normal y razonable, ser profesor de literatura en un instituto de provincias y tratar de escribir una novela que no entendiera nadie y que me diera prestigio", señaló el cantautor.

Sabina apuntó que aún así su trabajo "le gusta muchísimo", porque le brinda la oportunidad de "conocer un montón de sitios" que le interesan, aunque como nunca fue algo que soñó cuando era pequeño, siente como si todo esto le pasara a alguien que no es él.

"Cuando me quito el bombín, te juro que no tengo nada que ver con el idiota que está allí arriba", apuntó en músico, uno de los más queridos en el Cono Sur.

El músico andaluz comenzó su conferencia encendiendo un cigarrillo, algo terminantemente prohibido por la legislación uruguaya.

Al ser consultado al respecto, el autor de "Princesa" y "Calle Melancolía" dijo que ignoraba que estaba violando una ley y señaló que sólo encendió el cigarrillo porque vio un cenicero, si bien apuntó que no iba a tirarlo "ni muerto".

"En cosas como estas pienso, sin ser nada neoliberal, que no lo soy en absoluto, que el Estado interviene demasiado en las vidas de la gente", razonó.

En ese sentido también se expresó sobre la piratería en Internet, una actividad que reconoció que él practicaría sin dudar "si tuviera 20 años y ni un mango".

"Eso no quiere decir que no comprenda que hay un montón de familias alrededor de la música que tienen que vivir del producto del trabajo y que hay que pagarlo. Pero me cuesta mucho condenar a los que viven con una manta en la calle vendiendo discos míos", afirmó.

El músico, que actuó el año pasado en Montevideo durante la gira "Vinagre y rosas", se mostró muy contento de actuar en Uruguay, un país al que consideró "el más próspero, ilustrado y decente de América Latina".