Archivo de Público
Martes, 29 de Marzo de 2011

Las cajas y bancos en apuros piden al menos 6.353 millones

La cifra pude llegar a 14.077 millones si Bankia, Banca Cívica y Mare Nostrum no consiguen fondos suficientes en su salida a Bolsa y se frustra la fusión de Caja Duero y Unicaja

MIGUEL ALBA ·29/03/2011 - 08:00h

El Banco de España recibió ayer de las entidades financieras que en el último control presentaron problemas de solvencia sus propuestas para cumplir con las nuevas exigencias de capital. En el mejor de los escenarios, si se cumplen las primeras opciones propuestas por las cajas al supervisor, la inyección del FROB -que se sufraga con el dinero de los contribuyentes- se limitará a 6.353 millones de euros.

En el peor de los casos, que los expertos consideran altamente improbable, la inyección pública llegaría a los 14.077 millones, que se sumaría a los 11.559 millones que el FROB ya comprometió a las cajas en el origen del proceso de reorganización del sector.

Este último escenario se podría producir si Bankia, Mare Nostrum o Banca Civica no lograsen en su salida a Bolsa la totalidad del capital que requieren o si finalmente no se aprobase la fusión de Caja Duero-España con Unicaja. La relativa calma que han mostrado los mercados en los últimos días con respecto a España hace pensar a los expertos que podrían aumentar las posibilidades de que estas entidades consigan esa financiación en los mercados internacionales.

En cualquier caso, las cifras son mucho menores de lo que habían estimado las agencias de calificación de riesgos y varios bancos de inversión internacionales, cuyos pronósticos oscilaban entre 27.000 y 120.000 millones de euros.

Durante los próximos 15 días, el Banco de España estudiará cada propuesta y matizará los planes que estime que necesitan una aportación extra de capital para ser viables.

"Al final del proceso, la cifra puede quedarse alrededor de los 7.000 millones de euros si no se rompe Banco Base", matizan desde alguna caja involucrada en esta reválida.

En el exterior, los mercados financieros han convertido el proceso en otro test a la credibilidad de la economía española. "Si los directivos de las cajas son capaces de ofrecer mayor claridad en torno a su vulnerabilidad y sus necesidades de capital, entonces no creo que España sea la próxima pieza de dominó en caer", apuntó ayer Jim O'Neill, presidente de Goldman Sachs Asset Management.

El 30 de septiembre, los planes presentados ayer tendrán que estar ejecutados.


Bankia

El banco que preside Rodrigo Rato fía todo su futuro a la salida a Bolsa, para lo que aún no hay fecha, aunque se perfila que será para después del verano. "Saldremos a los mercados en el momento más adecuado", ha reiterado Rato en numerosas ocasiones. La fusión que agrupa a Caja Madrid, Bancaja, Caja Segovia, Caja Ávila, Laietana, Insular y Rioja precisa elevar su solvencia en 1.795 millones de euros. Con esa cantidad alcanzaría el 8% de core capital. La entidad cuenta a su favor con el aval de Rato, al que los mercados premian su currículum financiero. La gran crítica que se le hace a Bankia es la ausencia de consejero delegado para ayudar a Rato durante el proceso. Si la aventura en los mercados no tuviera éxito, Bankia necesitaría 5.775 millones. "Bankia es tangrande que no se iba a permitir que cayera", asumen desde el sector.

Banco Base

El SIP compuesto por Cajastur, la CAM, Caja Cantabria y Extremadura comunicó ayer que solicitará 1.447 millones al FROB. La decisión, sin embargo, se consensuó hace una semana. El plan de recapitalización puede quedar mañana en papel mojado si alguna de las asambleas de estas cajas vota en contra del traspaso de activos y pasivos al banco fruto de la disputa entre las cajas asturiana y alicantina. Lareunión del consejo de administración de Banco Base celebrada ayer en Madrid no disipó el riego de ruptura, aunque desde la CAM se asegura que se ha firmado la paz a cambio de ceder en el planteamiento presentado al supervisor (FROB frente a salida a Bolsa). De hecho, sólo la presión que está ejerciendo el Banco de España puede salvar el futuro de esta fusión fría.

En el caso de separación, la CAM corre el riesgo de ser intervenida a no ser que fuera absorbida por otra entidad.

Mare Nostrum

El grupo liderado por Caja Murcia acordó el 28 de febrero pasado iniciar las gestiones para la salida a Bolsa del banco, escenario que han presentado al Banco de España. El grupo necesita 637 millones de euros o salir a Bolsa para cumplir con la exigencia. Sin embargo, desde el sector se desconfía que puedan salir a Bolsa. Por esta razón, la entidad sigue con su road show ante potenciales inversores que cubran el 20% de su capital. Si no logra su objetivo tendrá que acudir parcialmente al FROB. Intentó la fusión con Caja España-Duero para ganar tamaño.

Banca Cívica

La catalana Unnim puede convertirse en el último socio de una integración fraguada en dos tiempos. Caja Navarra inauguró el SIP junto a Caja Canarias y Caja Burgos. Tras suspender los test de estrés que examinaron a las entidades financieras europeas el pasado verano aumentaron su tamaño con Cajasol. Su volumen ahora supera los 71.000 millones de euros aún lejos de la frontera de los 100.000 millones, cifra que facilita la financiación en los mercados mayoristas, que conseguiría con Unnim. Banca Cívica necesita 847 millones de euros para cumplir con las exigencias del real decreto. Para ello ha anunciado que sacará aBolsa entre el 20 y 40% de su capital.

Novacaixagalicia

La fusionada caja gallega pretende amortiguar la nacionalización con un plan que aglutina austeridad, lucha contra la morosidad, venta de participadas y financiación privada con el que esperan obtener entre 600 y 1.000 millones de euros. Su solución es acudir íntegramente al FROB.

Catalunyacaixa

Su consejo de administración anunció el pasado jueves que acudirá al FROB para cumplir con los ratios de solvencia.

Caja España-Duero

En la caja castellanoleonesa no se contempla otra vía que no sea la integración con Unicaja, aun pendiente de concretarse, y que le aliviaría de necesitar la ayuda pública. En la reunión de este jueves, su consejo podría cerrar la operación.

Unnim

Su consejo de administración presentó al supervisor dos opciones diferentes para recapitalizarse: la posibilidad de unirse a un SIP (Banca Cívica) para ganar en dimensión y eficiencia o crear un banco, que necesitaría de financiación adicional, mayoritariamente del FROB.

Los bancos

Bankinter, Barclays, Deutsche Bank y Banpyme, los únicos cuatro bancos con necesidad de aumentar su solvencia, cubrirán sus necesidades con una ampliación de capital. En el caso de Bankinter la emisión de participadas elevará su core capital por encima del 8%.