Archivo de Público
Lunes, 28 de Marzo de 2011

Cameron pide "máxima unidad" para que la presión a Gadafi sea efectiva

EFE ·28/03/2011 - 16:49h

EFE - El presidente francés, Nicolas Sarkozy (izda), recibe al primer ministro británico, David Cameron, a las puertas del palacio del Elíseo, en París (Francia). EFE/Archivo

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó hoy que es vital que exista una "máxima unidad diplomática y política" en todo el mundo para que la presión sobre el régimen del dictador libio Muamar el Gadafi sea efectiva.

En una declaración ante el Parlamento, el jefe del Ejecutivo subrayó la unión existente en Europa con relación a las operaciones en Libia.

Cameron dijo que durante la reunión celebrada este fin de semana en el Consejo Europeo, "Europa aunó fuerzas sobre Libia" y el Consejo ratificó su apoyo a la resolución 1973 de la ONU.

"Las conclusiones del Consejo reconocieron las vidas salvadas hasta la fecha gracias a nuestras operaciones", lo que, añadió, supone un "importante paso hacia adelante y demuestra que Europa está totalmente comprometida con esta misión".

El líder tory también recordó que mañana, martes, el Reino Unido acogerá en Londres una conferencia internacional "para revisar el progreso y los planes de futuro" de las operaciones que se llevan a cabo en Libia.

A dicha conferencia acudirán representantes de más de 40 países, entre los que estarán los que hacen aportaciones a la operación militar, y también el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

En su comparecencia, el político conservador también rindió tributo al "peligroso y habilidoso trabajo" realizado por pilotos de la Real Fuerza Aérea del Reino Unido, que destruyó 22 tanques de Gadafi durante el fin de semana y se adentró en el desierto esta mañana para atacar depósitos de munición.

Cameron señaló que las operaciones aliadas para proteger a los civiles en Libia habían tenido un "efecto significativo y beneficioso" durante los últimos diez días.

El primer ministro también se refirió al comunicado emitido conjuntamente con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, en el que ambos líderes dijeron que Gadafi "debe irse inmediatamente" porque "el régimen actual ha perdido toda legitimidad".

En esa declaración conjunta, ambos mandatarios pidieron a los partidarios de Gadafi que "le abandonen antes de que sea demasiado tarde".