Archivo de Público
Lunes, 28 de Marzo de 2011

El condón femenino, el gran desconocido

A pesar de que su uso es igual o incluso más seguro que los preservativos masculinos, su demanda entre las mujeres no supera el 1%.

EFE/M.S. ·28/03/2011 - 14:31h

       
 

Apareció hace ya 20 años en el mercado, es más seguro que el masculino para proteger del contagio de enfermedades de transmisión sexual y su fiabilidad contra el embarazo iguala la del condón tradicional. Aún así, sólo un 1% de las mujeres utilizan el condón femenino ¿por qué?

El desconocimiento de su existencia, tanto por hombres como por mujeres; la complejidad que algunos atribuyen a su uso y su coste (entre 1,5 euros la unidad y 3,70 el paquete de tres), son quizá los culpables de que este método no haya arraigado en la sociedad. Sin embargo, la  directora general de Salud Pública, Carmen Amela, ha asegurado que este tipo de preservativo puede aportar "un grado de autonomía mayor" que el masculino, lo que favoroce el control de la fertilidad y la sexualidad.

Por este motivo, el Ministerio de Sanidad, en colaboración con el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, han lanzado este lunes una campaña para publicitar este método: 'Pruébalo en femenino", con la que se se pretende formar primero a los farmacéuticos y después a la población general sobre sus ventajas, ha comentado el secretario del Plan Nacional sobre el Sida, Tomás Hernández. 

La campaña incluye el reparto de 216.000 folletos y la colocación de 43.000 carteles sobre el condón femenino, además de la reducción durante 6 meses el precio de este condón a un euro la unidad y a 2.5 el paquete de tres para superar las 230.000 unidades vendidas el pasado año. 

Con estas medidas, se busca aumentar la difusión de este método que, según la Encuesta Nacional de Salud Sexual, en 2009 fue sólo utilizado en relaciones estables por un 1,6% de hombres y un 1% de mujeres (el masculino fue el elegido por el 61% de los hombres y el 53% de las mujeres). Para 'los líos de una noche' el condón femenino fue la opción de un 0,8% de hombres y tan sólo el 0,7% de mujeres lo eligieron (frente al 97% de hombres y el 96% de mujeres que escogieron el condón masculino). 

Ventajas

Lo primero, ¿cómo es? Para quien no esté familiarizado con él, consiste en una funda transparente de nitrilo, con dos anillos flexibles en cada extremo y otro en el interior que facilita la colocación en la vagina. En el exterior, hay otro más con un diámetro superior que cubre los genitales de la mujer. A simple vista, la estructura es un poco aparatosa,y según ha confesado Hernández apoyándose en estudios realizados, el principal problema que tienen este condón es que provoca una "sensación inicial de desagrado que inhibe la posibilidad de llegar a probarlo" aunque se supera con el uso.

Pero Hernández también ha incidido en la valoración de sus beneficios. "El condón diseñado para ellas tienen ventajas", ha explicado. Se puede poner hasta 8 horas antes del inicio de las relaciones y se puede dejar en el interior de la vagina después la penetración, a diferencia del masculino, además de estar "especialmente lubricado". Asimismo, es útil para personas alérgicas al látex, porque está hecho de nitrilo, es "muy resistente" y permite mantener relaciones sexuales en cualquier posición "sin que se produzcan roturas o deslizamientos".

Con respecto a su eficacia como barrera para proteger de las enfermedades de transmisión sexual, Amela ha recordado que las mujeres son más vulnerables a la infección de VIH debido a factores socioeconómicos, culturales y biológicos, plano en el que dos veces más probabilidades que los hombres de contraer el VIH a través de un coito no protegido, ya que la mucosa vaginal presenta mayor fragilidad y el semen tiene mayor capacidad infectiva que los fluidos vaginales.