Archivo de Público
Lunes, 28 de Marzo de 2011

En busca de la solidaridad perdida

Lanzanos busca lanzar en España la idea de que la financiación no tiene por qué ser algo exclusivo de bancos

PILAR BLÁZQUEZ ·28/03/2011 - 08:40h

Crowfunding ¿Crow qué? Esa es la pregunta a la que casi siempre tienen que enfrentarse los creadores de lanzanos.com cada vez que intentan explicar a qué se dedican.

Rafael Cabanillas e Ignacio Arragia, ingenieros informáticos, y Carlos Hervás, licenciado en Empresariales, descubrieron ese curioso término mientras desarrollaban el proyecto de su empresa de diseño de páginas web, Taunology. "Descubrimos que en EEUU había un movimiento solidario que a base de pequeñas aportaciones financiaba todo tipo de proyectos y nos encadiló la idea", explica Carlos Hervás.

El dinero aportado sólo se hace efectivo si el proyecto cumple

El problema es que EEUU no es España y la tradición filantrópica tan extendida allí, aquí apenas existe. ¿El problema o la oportunidad? Ellos apostaron por esto último. "Nos dimos cuenta de que la crisis y la coyuntura actual podrían ser un buen caldo de cultivo para estas prácticas", explica Hervás. Es decir, que proyectos ingeniosos puedan financiarse a base de pequeñas aportaciones y no necesariamente a base de grandes créditos. Para conseguirlo era imprescindible una plataforma en las que creadores y futuros minimecenas' se pusieran en contacto. Los fundadores de Taunology se dedicaron en cuerpo y alma al que, desde hace un año, es su producto estrella, la web lanzanos.com. "Al principio lo que más costó fue darnos a conocer y que llegaran proyectos realmente atractivos susceptibles de ser financiados", recuerda Hervás. El salto a la fama' lo dieron después, tras ganar un concurso de ideas emprendedoras organizado por la Caja de Ahorros de Ciudad Real, la ciudad natal de los tres fundadores. Esto hizo que varios medios de comunicación (Público entre ellos) se fijaran en el proyecto y amplificaran la idea del crowfunding.

En un principio, ellos mismos fueron los encargados de seleccionar las ideas financiables. Una calculadora que cuenta células desarrollada por unos estudiantes de la Universidad de Sevilla o un libro de poemas de un autor maduro fueron algunos con los que empezaron a rodar. Ahora, los eligen los usuarios de la web.

Para conseguir financiación, los proyectos no sólo tienen que ser creativos sino atractivos. Así que la posibilidad de colgar un proyecto en lanzanos.com debe ir acompañada por un sistema de incentivos. La solidaridad tiene un precio, aunque sea simbólico "Cada creador diseña sus propios incentivos: una mención en los créditos de un libro, viajes gratis o la posibilidad de participar como personajes en algunos de los cortos que se han presentado", explica Hervás.

Los propios usarios de la web eligen qué se financia y qué no

Pero, ¿cómo estar seguros de que el dinero va exactamente al proyecto adecuado? Para evitar problemas, en lanzanos.com han desarrollado un sistema por el cual el dinero sólo llega a su destino si ha cumplido con sus objetivos iniciales. Es decir, si se ha recaudado todo el dinero previsto en el tiempo estimado. En caso de que eso no ocurra Paypal (el sistema de pago) nunca retira el dinero de la cuenta del mecenas y el proyecto presentado no recibe nada. "Así forzamos que no se sobrevaloren los proyectos y cada proyecto pida sólo lo que necesita", asegura Hervás.