Archivo de Público
Domingo, 27 de Marzo de 2011

Piti, golazo para la gloria y el liderato

El Rayo derrota al Betis en Vallecas, con incidentes

JULIO BLANCO ·27/03/2011 - 23:38h

Movilla, ante Emaná, con Iriney al fondo. - EFE

Victoria importantísima del Rayo ante el Betis en el Teresa Rivero. Una gran bolea de Piti bastó y sobró para aupar a los de Sandoval al liderato de la Liga Adelante en un partido intenso que tuvo su nota negativa en los incidentes vividos en los prolegómenos. Aficionados radicales del Rayo provocaron graves disturbios en los aledaños del estadio, llegando a incendiar un coche de la Policía con una bengala, lo que motivó la intervención de los antidisturbios, registrándose varios detenidos y requisándose material incendiario. El encuentro, por lo demás, discurrió con normalidad en las gradas.

Rayo y Betis disputaron el partido de la jornada, con posibilidades de repetir la próxima temporada en la élite del fútbol. Eran los dos primeros de la clasificación, y lo siguen siendo aunque permutando posición. Ya antes del choque, pasara lo que pasara, ambos seguirían mandando en la Liga Adelante, y es que el Celta se está empeñando en facilitar las cosas a madrileños y sevillanos. Cinco partidos sin ganar, de los cuales cuatro perdidos, hace pensar en una crisis preocupante de los celestes, casi similar, aunque menos desestabilizadora, que la institucional que se está viviendo en Vallecas y en el Villamarín.

En un estadio abarrotado y ya sin vallas, el Rayo apuntaba un equipo casi en precario, con Movilla y Javi Fuego al ralentí, con lo que su centro del campo se podía hundir. Además, la marcha gratuita de Borja ha dejado al equipo con un solo central, lo que obligaba a disponer de Amaya a pesar de sus problemas físicos. Nada de eso fue suficiente para que se viviera un partido intenso y cargado de emoción. El Betis sí echó en falta, en cambio, la ausencia de Salva Sevilla. Tampoco Emaná estuvo en el partido. Y además, la lesión de Belenguer supuso un contratiempo en la defensa andaluza. Los vallecanos lo aprovecharon, y mejor posicionados supieron capear el temporal al comienzo de la segunda parte, hasta el zapatazo de Piti.

Por lo demás, la goleada de la jornada se vivió en El Helmántico, donde el Valladolid se llevó el derbi regional y firmó una manita que le deja a las puertas de la promoción. A los de Abel le han bastado dos victorias consecutivas para volver soñar.