Archivo de Público
Domingo, 27 de Marzo de 2011

Rubalcaba avisa que el PP quiere que en España pase lo mismo que en Portugal

EFE ·27/03/2011 - 15:26h

EFE - El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba (2d), junto al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda (2i) saludan a los asistentes al mítin que el PSOE ha celebrado hoy en Alcázar de San Juan (Ciudad Real); el primer acto del partido al que asiste Rubalcaba tras su baja médica.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho hoy que a los dirigentes del PP les "da miedo" que la recuperación económica sea un hecho cuando lleguen las generales y por eso piden un adelanto electoral y no les importaría que España estuviese tan mal como Portugal.

Rubalcaba se ha expresado en estos términos en su intervención en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) durante la presentación de la candidatura socialista a la Presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, que encabeza José María Barreda.

Era su primer acto de partido en 22 días, tras su baja por enfermedad, y el primero después de que la canción "Sin ti no soy nada", de Amaral, se haya convertido casi en su "himno electoral".

Y otra clave más: era la primera vez en la que coincidían Rubalcaba y Barreda desde que el debate sucesorio se recrudeció hace unos días ante la posibilidad de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comunique en el Comité Federal del 2 de abril su hipotética renuncia a volver a ser el candidato socialista en las generales.

Todas estas cuestiones han planeado sobre el pabellón polideportivo "Antonio Díaz Miguel", de Alcázar de San Juan, donde a Rubalcaba le han cantado "Sin ti no soy nada" e incluso ha podido escuchar algunos gritos de "presidente, presidente".

Además, el presidente del Congreso, José Bono, no ha dudado en expresarle su apoyo para todo "lo que necesite", aunque también ha querido hacer una defensa cerrada de Zapatero: "Un hombre no es culpable de lo que le sucede a un pueblo", ha dicho.

Buena parte de su alocución la ha dedicado Rubalcaba a criticar al PP: "No le importaría que estuviéramos tan mal como Portugal para poder cambiar de Gobierno", ha advertido el vicepresidente primero, en cuya opinión ese partido tiene "razones" para estar preocupado, ya que algunos indicadores económicos están mejorando y, además, se atisba la recuperación del empleo.

Ha recordado al PP que incluso los grandes empresarios constataron ayer este cambio de tendencia en la reunión que tuvieron con Zapatero.

Como no tiene dudas de que en el PP también están notando la recuperación, Rubalcaba ha diagnosticado que sus dirigentes están pidiendo de manera insistente el adelanto de las elecciones no sea que, entretanto, se haya acabado la crisis económica.

"Las cosas están cambiando y lo ven venir. Han dejado pasar el tiempo y han pasado a pedir que el árbitro pite el final (...) Anda, que si llegamos a las elecciones y esto de la recuperación pita y la recuperación sale adelante...", ha ironizado.

Sobre los próximos comicios municipales y autonómicos, ha juzgado que el "gran problema" del PSOE es el "desestimiento", razón por la cual ha instado a sus compañeros a que no se dejen atrapar por el desánimo.

Tras dejar claro que los socialistas no quieren "derrotar a Rajoy, sino a la crisis, ha anotado que sus políticas son "empleo, empleo y empleo".

Después le ha precedido en la tribuna José María Barreda, que ha advertido de "no está escrito en ningún lugar" que las políticas sociosanitarias y educativas vayan a continuar "gobierne quien gobierne".

También ha advertido de que la candidata del PP, María Dolores de Cospedal, "no puede gobernar desde Madrid", porque "la distancia es el olvido" y "el conocimiento es amor".

José Bono, que le ha precedido en la tribuna, ha azuzado a sus compañeros de partido para que no se arruguen ante quienes "son chicos y no grandes" y "quieren achicarlo todo para tenerlo todo a su medida".

Bono ha prometido que el PSOE tendrá en 2012 un candidato que pondrá a Mariano Rajoy "en el lugar chico que se merece" y ha avisado de que sobrarían "en el barco" aquellos candidatos que intentasen esconder que pertenecen al PSOE.

Sobre el desgaste que está sufriendo la figura de Zapatero, se ha servido de una comparación con el expresidente Adolfo Suárez, con quien se cometió una "injusticia inasumible e inaceptable", ya que fue maltratado por sus adversarios políticos, por la prensa y por sus propios compañeros de partido.

"Y sin embargo hoy la historia le reconoce como un gran hombre", ha aducido Bono.

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha arremetido contra el PP porque cuando "las cosas van bien" y España empieza a salir de la crisis, cuando se empieza a ver "el otro lado del túnel", cuando los sindicatos están apoyando al Gobierno socialista e incluso los empresarios le dicen "como ayer mismo", que va "en la buena dirección", a ellos "les amarga, les preocupa", porque "su única obsesión es el poder".