Archivo de Público
Domingo, 27 de Marzo de 2011

La eléctrica estadounidense NextEra estudia comprar activos renovables de ACS

EFE ·27/03/2011 - 11:47h

EFE - Fotografía de la sede de ACS en Madrid. EFE/Archivo

NextEra Energy, una de las principales eléctricas de Estados Unidos, está estudiando comprar un paquete de los activos de energías renovables puestos a la venta por la constructora ACS, dijeron a EFE-Dow Jones dos fuentes conocedoras de la operación.

La compra de activos podría suponer para NextEra el desembarco en el mercado europeo de energía eólica.

La eléctrica es el segundo productor eólico del mundo, pero por ahora todos sus proyectos están en EEUU o Canadá.

ACS, la mayor constructora española por capitalización bursátil, puso a la venta el pasado noviembre 1.757 megavatios en proyectos de energías renovables valorados en unos 4.600 millones de euros.

Los activos incluyen 1.056 MW de parques eólicos en España, 352 MW eólicos en el extranjero y otros 349 MW de centrales termosolares.

NextEra se ha interesado tanto en proyectos de energía eólica como termosolares, aunque la compañía no tomará una decisión sobre la adquisición de activos hasta lograr la financiación de su primer proyecto termosolar en España, que está a punto de cerrarse, dijeron las fuentes.

La compañía estadounidense cuenta con dos proyectos termosolares en España de 50 MW cada uno ya autorizados por el Gobierno, pero ninguno ha empezado a construirse.

Un portavoz de NextEra dijo que los dos proyectos solares en España son ahora mismo "el único desarrollo significativo u oportunidad de adquisición que estamos buscando fuera de América del Norte".

Ante la dificultad para encontrar un solo comprador, ACS ha dividido los activos renovables en seis paquetes por áreas geográficas y tipos de instalación, dijeron recientemente varias fuentes conocedoras de la operación.

La constructora dijo el pasado febrero que espera recibir las ofertas vinculantes a finales de abril, por lo que quizá se podría cerrar alguna venta antes del verano.

Los potenciales compradores serán eléctricas y fondos de infraestructuras y energía.

Entre las compañías que han mostrado ya interés están la eléctrica italiana Enel y la española Gas Natural SDG y el fondo de inversión de Morgan Stanley.

ACS puso a la venta sus activos de energías renovables con el objetivo de reducir su elevada deuda, y también en parte para allanar su entrada en el consejo de Iberdrola.

La constructora es el primer accionista de la eléctrica pero hasta ahora se le ha negado tener consejeros con el argumento de que es competidor en el sector energético.