Archivo de Público
Domingo, 27 de Marzo de 2011

La radiactividad en el mar próximo a Fukushima es 1.850 veces superior

EFE ·27/03/2011 - 07:56h

EFE - Fotografía distribuida por los Marines estadounidenses, de las tareas de limpieza de una de las pistas del aeropuerto de Sendai (Japón).

El nivel de yodo radiactivo en las aguas de la costa cercanas a la central nuclear de Fukushima Daiichi aumentó hoy hasta una concentración 1.850 veces superior al límite legal, informó hoy la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón.

Esto supone un nuevo incremento del material radiactivo en el agua marina cercana a la central, después de que el sábado las autoridades anunciarán una concentración 1.250 veces superior a la permitida.

El nivel de radiación en ese punto, a 330 metros al sur de la zona de drenaje de agua de los reactores 1 hasta 4, ha aumentado rápidamente en los últimos días respecto a los datos recogidos anteriormente.

Según la agencia, estos números podrían indicar una filtración continua de material radiactivo y están trabajando para conocer el origen de la fuga, aunque la radiación en el aire se ha reducido desde el sábado en gran parte de las localidades cercanas.

Asimismo, Tokyo Electric Power (TEPCO) indicó hoy que en el agua de las plantas subterráneas del edificio de turbinas del reactor 2 se ha detectado una radiactividad 10 millones de veces superior a lo normal, lo que impide trabajar a los operarios.

En ese agua de la unidad 2 se han registrado concentraciones de más de 1.000 milisiervert por hora, informó la agencia local Kyodo.

El pasado jueves, día 24, tres trabajadores estuvieron expuestos a altas concentraciones de material radiactivo, mientras trabajaban en el edificio de turbinas del reactor 3, al entrar en contacto con agua con un nivel de radiación 10.000 veces superior al normal.

La empresa Tokyo Electric Power (TEPCO) intentará drenar este agua de las unidades 1, 2, 3 y 4 para facilitar las labores de los operarios que intentan restablecer las funciones de refrigeración de la central.

Según expertos consultados hoy por la televisión pública NHK, en el reactor 2 podría haber una fuga de material radiactivo procedente del núcleo, que ha salido al exterior desde la piscina de supresión en la base del reactor.

Asimismo, en la unidad 3 el problema podría haber sido originado por la rotura de alguna de las tuberías que van del reactor a la zona de turbinas.