Archivo de Público
Domingo, 27 de Marzo de 2011

"Álex le dio vida a la Academia"

Dos actores frente a frente en el Festival de Málaga

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·27/03/2011 - 08:00h

Javier Cámara y Gonzalo de Castro, ayer, durante su encuentro con Público', antes de la proyección de ¿Para qué sirve un oso?'. Daniel Pérez

El Festival de Málaga arrancó ayer con ¿Para qué sirve un oso?, de Tom Fernández, una amable comedia familiar con trasfondo ecologista y un buen puñado de gags descacharrantes que arrancó carcajadas en el pase matutino para la prensa y los estudiantes de cine. Sus protagonistas, Javier Cámara (Albelda de Iregua, La Rioja, 1967) y Gonzalo de Castro (Madrid, 1963), dialogaron, un rato antes del pase oficial, con Público proponiendo los temas. Mientras, a las puertas del hotel Málaga Palacio, donde se celebró el encuentro y donde se alojaba la mayoría de los invitados a la gala inaugural, una muchedumbre, sobre todo de quinceañeras admiradoras de Hugo Silva y Mario Casas, armaba un jaleo formidable. "Llevo 20 años en la profesión, pero estas cosas me siguen dando respeto. Me acogotan", le cuenta Javier Cámara a Gonzalo de Castro, que asiente con media sonrisa. Abundan entre los dos las bromas y los gestos de amistad y de confianza.

PÚBLICO: Todo este buen rollo no será promocional

JAVIER CÁMARA: ¿Lo dices por la patada que me está dando por debajo de la mesa? No, es que somos amigos, tenemos un sentido del humor parecido. Nos meamos juntos, y eso se nota en escena.

GONZALO DE CASTRO: Sí, no sé de dónde sale, pero hay sinergia, hay cariño.

JC: Que me da vergüenza...

GC: Si no, no lo diría. Ya tengo una edad para decir tonterías porque sí. Es que es así. Y te digo que el año que viene Tom nos llama y volvemos a trabajar juntos. Seguro.

PÚBLICO: Lo suyo es casi ya un tándem estable. Y los dúos cómicos suelen tener roles. ¿Javier sería el locuaz y Gonzalo el discretito?

JC: Qué va. ¡Este se suelta y nos calla a todos! Me sorprende que lo veas así.

GC: Lo que pasa es que yo vengo de una hora de siesta, eh.

PÚBLICO: Una comedia con rostros populares. Fórmula taquillera ahora que las salas son difíciles de llenar.

JC: Es verdad que la comedia rompe más rápido las barreras. Y también está más denostada, por cierto. Sí, todavía está denostada, aunque parezca que no. A mí me siguen preguntando: ¿Estás encasillado en la comedia? ¡Con lo inmensa que es la comedia! Es que no hace falta ni reivindicarla. Se reivindica sola.

GC: Es verdad que ahora miras más la taquilla. Hay una lectura meramente mercantilista del cine, no se puede evitar. Yo digo: "Vamos a preocuparnos de hacer buenas historias, con buenos guiones, y ya está". ¿Que luego la taquilla manda? Pues vale, ya lo sabemos... Pero vamos a quitarnos presión. Necesitamos un poco más de oxígeno. Ahora ven una película una semana que no funciona y la quitan. Pero vamos, que esta va a funcionar seguro. Hace reír.

JC: Siempre leemos lo mismo del cine español: "Cae la taquilla", "discusiones internas...". Yo pienso que tenemos un mercado enorme, con Iberoamérica además de España. Estamos viendo que hay más público para el cine español fuera que aquí. ¡Pues vamos a hacer lo que hacen otros países! Sobre todo el gran fagocitador, que es Estados Unidos.

GC: Lo de Estados Unidos es el colonialismo del siglo XXI. Con una buena película te meten varias malas en el paquete. Y no puedes hacer nada.

JC: Tenemos que aprender a competir, a promocionarnos. Somos demasiado naïf.

PÚBLICO: ¿Sigue vigente la campaña de desprestigio del cine español? Me refiero al mito del "titiritero"...

GC: No lo creo. ¿Por qué lo dices? Yo creo que no. A lo mejor si tú te metes en páginas web muy particulares de derechas, pues lo ves... Es que, es increíble, pero hay gente que aún cree que esto es para putas y maricones. Pero no creo que eso tenga mayor peso.

JC: Yo sí creo que hay gente distanciada por eso, y me da pena. Se politiza todo. Por ejemplo, ahora es "el gran momento del teatro frente al mal momento del cine". Detesto los lugares comunes y las comparaciones como esa. Yo creo que, como el gran momento de la cocina ha llegado, llegará el gran momento del cine español. Ya verás.

GC: Volviendo al desprestigio, una cosa más. Ha habido una campaña contra el cine español porque no es el cine que algunos quieren que hagamos, porque sigue siendo una bandera y un espacio de libertad, guste o no.

JC: Y nos hace falta naturalidad. Mira los americanos, que apoyan públicamente a unos y otros: Charlton Heston, en su día con los republicanos, o ahora Matt Damon, que apoyaba a Obama y ya no. Aquí somos muy jóvenes democráticamente y nos asusta ser tal o cual. ¡Si hay variedad! ¡Como si no hubiera cineastas de derechas!

GC: Montones, claro.

JC: Lo que hay es que amalgamar toda esa variedad que hay en el cine. Grandes presidentes de la Academia lo han intentado, Álex [de la Iglesia] entre ellos. Y el que venga detrás tendrá que lidiar con eso lo primero.

Público: Bigas Luna y González-Macho. ¿Preferencias para presidir la Academia?

GC: Yo no soy de la Academia y no voy a votar. Cualquiera de los dos está preparado.

JC: Los dos, sí. Lo que sí es cierto es que Álex le dio vida a la Academia.

GC: Sí, sí.

JC: Unificó mucho, habló, movió. Hay un momento en que está todo el mundo detrás de él. Luego él se marcha por sus motivos, pues bueno... Las cosas fueron así.

PÚBLICO: Y el famoso debate de internet...

JC: Yo tengo claro que todos somos internautas. Y que esto va a más. Ahora, yo no me veo mirando una película en un móvil, por ahora. Me gusta demasiado ir al cine.

GC: Vamos a ver, yo no tengo ni ordenador, empecemos por ahí. Así que mi opinión es mera anécdota. Pero tengo claro que es una herramienta magnífica y que no se puede estar de espaldas.

JC: Yo sí tengo ordenador. No tuiteo, ni feisbuqueo, porque no sé, pero tengo ordenador y lo utilizo.

GC: Yo ahora tengo un iPhone, estoy probando ahí...

JC: Sin ordenador, pero con iPhone. Claro, este es listo. Él observa ahí, al acecho, y cuando todos nos hemos equivocado él salta y hace suyo el objeto definitivo...