Archivo de Público
Domingo, 27 de Marzo de 2011

Juristas creen que el cisma del Supremo afectará al TC

El mundo de la judicatura asiste, también dividido ante la negativa del TS, a la inscripción de Sortu en el Registro de Partidos

G. M. ·27/03/2011 - 09:00h

Comparecencia de Sortu tras la presentación de sus estatutos.

La división del Tribunal Supremo (TS) en la sentencia contra la inscripción de Sortu en el Registro de Partidos se palpa también en la judicatura. La mayoría de los juristas consultados prevé que la postura disidente de siete de los nueve magistrados podría influir en el Tribunal Constitucional (TC) ante un eventual recurso de amparo de la defensa de esta marca abertzale.

Enrique Álvarez Conde, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Rey Juan Carlos y autor del libro Derecho de Partidos, plantea, con reservas y a la espera de conocer la sentencia, que los estatutos de Sortu "no tienen tacha de inconstitucionalidad" y que es "difícil denegar su inscripción" en el Registro: "La única forma es acudir a las pruebas, y creo que está mejor fundada la demanda del Ministerio Fiscal que la de la Abogacía del Estado". No obstante, este catedrático de Derecho Constitucional opina que las pruebas contra Sortu "no son tan contundentes" como con la causa de Batasuna, por lo que tampoco le ha sorprendido "la falta de unanimidad" en el Tribunal Supremo. "Y quiero decir una cosa. Si el voto particular lo redacta el presidente de la Sala de lo Civil, Juan Antonio Xiol, para mí será una garantía de solidez jurídica porque es un gran jurista. A mi modo de ver, esto será importante e influirá ante el TC".

Para Enrique Álvarez Conde no es tan relevante el hecho de que el TC atienda un eventual recurso de amparo de Sortu antes del cierre del plazo para presentar candidaturas, el 18 de abril. Porque, según recuerda, la izquierda abertzale puede recurrir como otras veces a agrupaciones electorales para intentar estar en las urnas. Para este jurista, tampoco es tan definitivo como en comicios anteriores que el TC permita dentro del plazo la inscripción de Sortu, ya que la actual legislación electoral permite la inhabilitación de los cargos electos una vez celebradas las elecciones si estos incumplen la ley: "La coyuntura ha cambiado radicalmente", dice.

"Desvinculación de ETA"

Juan María Bilbao Ubillos, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Valladolid, manifiesta que no comparte el "criterio del Supremo" contra Sortu. A su juicio, las pruebas aportadas por la Fiscalía y la Abogacía del Estado no demuestran que sea una operación "vinculada con ETA", y es "verosímil que hay un cambio y que quienes lideraban Batasuna han hecho una apuesta sincera de desvinculación de ETA".

A la espera de conocer la sentencia, el jurista estima "muy revelador" el hecho de que haya siete magistrados disidentes. "Esto objetivamente hace pensar. Y esto tiene que pesar en los miembros del Tribunal Constitucional. Van a tener que ser cuidadosos". A su juicio, es posible que, a la vista de la "mayoría apretada" en el Supremo contra Sortu, el TC decida dar prioridad a la resolución de un eventual recurso de amparo antes de las elecciones: "La ley no le obliga, pero si dictase una sentencia favorable tras las elecciones se podría crear un gran problema".

Según este catedrático de Derecho Constitucional, la mejor opción es que Sortu pueda estar en las elecciones del 22 de mayo porque, además de la "escasa" entidad de las pruebas de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, si después de las elecciones se incumple la ley se permite el cese de los cargos electos: "Se puede reaccionar. No estamos indefensos", dice, de acuerdo con Álvarez Conde.

Yolanda Gómez Sánchez, catedrática de Derecho Constitucional de la UNED, sí esperaba, en cambio, una resolución contraria del Supremo contra Sortu: "No se ha demostrado suficientemente la ruptura con ETA". A su juicio, la división en el Supremo no afectará a los miembros del TC ante un recurso de amparo. Lo realmente fundamental, dice, es ver cómo lo plantea la defensa de Sortu. "Lo puede hacer con argumentos ya esgrimidos ante el Supremo o matizarlos, es decir, podría intentar probar más aquellos aspectos considerados no probados por el TS. Ahora hay que esperar a ver la sentencia".

Esta jurista considera además que el Constitucional no debería dar preferencia a este caso sobre otros para resolverlo antes del 22-M: "Sería romper el trato de igualdad. Para todos los recurrentes ante el TC, su caso es importante. No hay que olvidar que todos los recursos de amparo son por una presunta violación de derechos fundamentales".

Sin influencia en el TC

Joan J. Queralt, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Barcelona, cree que el TS debería haber legalizado Sortu. "Se ha discutido sobre presunciones, pero no se ha probado nada sobre la vinculación a ETA. Objetivamente, si tuviera vinculación con ETA, Sortu no estaría sentado en la Sala 61 del Supremo, sino en la Audiencia Nacional", dice.

A su juicio, el hecho también de que haya siete magistrados disidentes con la resolución prueba que "es un tema discutible", aunque cree que esta división no tiene por qué influir "necesariamente" en el TC.

Para este jurista, este Tribunal será "sensible" ante este caso y "no lo retrasará mucho". "No obstante, creo que es complicado por fechas que resuelvan antes de las elecciones. Sortu ha presentado tarde sus estatutos. Lo tenían que haber hecho antes, así que pena, penita, tampoco dan mucha", concluye.