Archivo de Público
Sábado, 26 de Marzo de 2011

Red Bull no habla, vuela

Vettel pulveriza el récord del circuito en una pole espectacular, conseguida sin necesidad de utilizar el kers

AGENCIAS ·26/03/2011 - 21:00h


Primera certeza del Mundial recién nacido: Red Bull sigue siendo el coche más rápido, con una diferencia mayor, si cabe, que el año pasado. Como es norma, durante la pretemporada se dedicaron a lo suyo, sin confirmar ni desmentir los pronósticos llegados desde otros boxes, y, el día de la verdad, asestaron el primer golpe. Vettel dominó con autoridad la calificación y la rubricó con una pole estratosférica, 1:23.529, nuevo récord del circuito de Albert Park.

El dominio de Red Bull y del campeón del mundo los sábados es algo que cabía esperar, pero no así las diferencias de tiempo respecto a sus principales rivales. Hamilton y Webber, segundo y tercero, acabaron a siete y ocho décimas, respectivamente; Button, cuarto, a 1,2 segundos; y Fernando Alonso, quinto, a casi segundo y medio del alemán. Un abismo.

Alonso, quinto, a 1,5 segundos: "Hemos perdido algo, no sabemos qué"

Si el viernes Fernando Alonso decía contar con un coche equilibrado que le permitía estar cerca de sus rivales, el Ferrari exhibió una extraña y preocupante falta de agarre.

"Claramente, no podemos estar contentos con este resultado, pero no hay que hacer un drama. Definitivamente no pudimos sacar el máximo partido del coche y hay que intentar averiguar por qué", explicó el español apenas se bajó del bólido.

Alonso reconoció que en los entrenamientos de pretemporada los Ferrari habían rodado mucho más cerca de los hombres de cabeza en las tandas largas y tenían "buenas sensaciones" con el 150º Italia, pero que, en el momento de la verdad, la situación cambió: "Nos gustaría ir más rápido, pensábamos que lo éramos, pero por alguna razón ni Massa ni yo hemos estado cómodos con el coche".

Hamilton, segundo, avisa:"Le voy a dar a Vettel la carrera de su vida"

"La quinta plaza en la parrilla no es tan mala y significa que estoy en posición de luchar por el podio final en una carrera que aún está abierta, como se demostró el año pasado, cuando Kubica salió sexto o séptimo y acabó segundo añadió el doble campeón del mundo. Algunos de los que han quedado por delante igual no acaban la carrera, no lo creo, porque son 58 vueltas y en invierno Mclaren no ha dado más de 12 tandas completas".

En efecto, la fiabilidad es el gran reto que deben superar en carrera Red Bull y, sobre todo, McLaren. Hamilton se mostró optimista. Y retador; "Seguimos teniendo trabajo por hacer, pero creo que tenemos posibilidades de ganar y le voy a dar a Sebastian (Vettel) la carrera de su vida". Vettel fue simplemente cauto "hemos dado el primer paso, pero aún no tenemos ningún punto" e irónico "fue un invierno divertido, los coches cambiaron mucho e hicimos muchas pruebas". Ya había hablado antes en la pista.