Archivo de Público
Sábado, 26 de Marzo de 2011

Los internacionales disfrutan de un día libre tras un triunfo importante

EFE ·26/03/2011 - 18:26h

EFE - El delantero de la selección española, David Villa (c), aplaude entre sus compañeros y los jugadores de la selección de la República Checa al finalizar el encuentro clasificatorio para la Eurocopa 2012 en Granada. EFE/Archivo

La internacionales de la selección española disfrutan de un sábado libre junto a sus familiares y amigos, tras regresar hoy de Granada, donde anoche consiguieron un triunfo importante ante la República Checa, que deja las cosas muy de cara para la clasificación a la Eurocopa 2012.

El partido del estadio Nuevo Los Cármenes era más importante de lo que podía parecer. En caso de derrota, como fue gran parte del encuentro hasta el doblete de David Villa que volteó el marcador, la 'Roja' habría pasado a depender del resultado de su visita a Praga para conquistar el primer puesto.

La remontada le hace más líder, con un pleno de cuatro triunfos en los cuatro partidos disputados y un balance de 12 goles a favor y 4 en contra. Su visita a Lituania del próximo martes puede ser el golpe definitivo al Grupo I para acariciar el acceso a la próxima Eurocopa, la de Polonia y Ucrania, en la que defenderá título.

El seleccionador Vicente Del Bosque ha concedido el sábado libre a sus jugadores tras una imagen curiosa. Anoche, los suplentes, no convocados y los jugadores que menos minutos tuvieron al entrar en la segunda parte -Santi Cazorla y Carlos Marchena- se ejercitaron en el escenario del encuentro hasta las 00.55 horas de la madrugada.

Fue una sesión de casi una hora de duración en la que tras estiramientos y un calentamiento, le siguió un partido en reducidas dimensiones. Mientras los titulares descargaban piernas tras el esfuerzo y recibían masaje, el resto entrenaba para disfrutar de un día libre antes de viajar a Kaunas a primera hora de la tarde del domingo.

Provocó que abandonasen el estadio Nuevo Los Cármenes a la 1:40 de la madrugada. Tras la noche libre, en la mañana de hoy España regresó a Madrid. Aterrizó a las 12.00 horas y no tendrá que entrenarse hasta mañana, que lo hará en La Ciudad del Fútbol a puerta cerrada desde las 10.30 horas.

Del Bosque cuenta con buenas noticias ya que ninguno de sus futbolistas sufrió ningún percance ni tiene sancionados. Ayer, en Granada, España vio sus primeras cartulinas amarillas de la fase de clasificación. Xabi Alonso y Álvaro Arbeloa fueron los amonestados.

El seleccionador comenzará a probar mañana los retoques que quiere dar al equipo titular. Todo indica a que un cambio llegará en defensa, con la entrada de Raúl Albiol o Carlos Marchena, y otro en la delantera con opciones para Fernando Llorente.

Tras el entrenamiento a puerta cerrada no habrá ruedas de prensa en La Ciudad del Fútbol, ya que apenas tendrán tiempo para comer y desplazarse al aeropuerto de Barajas, donde a las 16.00 horas partirá el vuelo IB-2862 con destino Kaunas, donde esperan bajas temperaturas y un terreno de juego en pésimas condiciones.