Archivo de Público
Sábado, 26 de Marzo de 2011

Un tribunal paquistaní pide contactar a Interpol para que Musharraf testifique sobre el caso Bhuto

EFE ·26/03/2011 - 12:28h

EFE - Chaudhry Zulfiqar, el abogado del ex jefe de la Policía de Rawalpindi Saud Aziz y del superintendente Khurram Shahzad, arrestados por supuesta negligencia en el caso del asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto, deja la prisión de Adiyala, en Rawalpindi, Pakistán.

Un tribunal pidió hoy a la principal agencia de investigación paquistaní que contacte a Interpol para que arreste al exiliado ex presidente Pervez Musharraf y lo haga testificar en Pakistán sobre el caso del asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhuto.

Según el canal televisivo "Express", la corte antiterrorista de Rawalpindi (cerca de Islamabad) que instruye el caso Bhuto pidió a la Agencia Federal de Investigación (FIA, siglas en inglés) que busque la colaboración de Interpol para llevar a Musharraf ante el tribunal.

Este tribunal ya había emitido hasta tres órdenes de arresto durante las últimas semanas contra el ex jefe del Ejército, pero la FIA ha explicado al juez que durante este tiempo no se ha registrado ningún "progreso" en el arresto de Musharraf, según "Express".

La próxima audiencia está prevista para el día 2 de abril en la cárcel de Adiala de Rawalpindi, localidad en la que Bhuto fue asesinada el 27 de diciembre de 2007 en un atentado suicida.

Musharraf había dejado clara su intención de volver a Pakistán para concurrir a los próximos comicios, previstos para 2013, y el partido que fundó denunció que la orden de arresto responde a la voluntad de sus rivales políticos de que no retorne.

La decisión judicial suscitó polémica en Pakistán pero tanto el partido de Musharraf como analistas descartaron que el ex jefe del Ejército pueda ser en ningún caso extraditado.

La misión de la ONU que investigó la muerte de Bhuto acusó en abril de 2010 al régimen de Musharraf de haber hecho fracasar la investigación del caso de forma "deliberada", por ejemplo al haber rociado con agua el lugar de los hechos.

El Gobierno paquistaní acusó entonces al líder de los talibanes paquistaníes, el difunto Baitulá Mehsud, de haber orquestado el ataque.

Ayer el ministro paquistaní de Interior, Rehman Malik, históricamente ligado a la familia Bhuto, aseguró que el Gobierno ya ha identificado a los responsables del asesinato y que "pronto" se conocerán todos los detalles de los que dispone su departamento.