Archivo de Público
Sábado, 26 de Marzo de 2011

Núria Amat afirma que "quería que la gente comprendiera cómo era el asesino de Trotsky"

EFE ·26/03/2011 - 13:52h

EFE - La escritora barcelonesa Nuria Amat Noguera. EFE/Archivo

Asegura la escritora Núria Amat que los secretos que todavía hoy rodean la Guerra Civil española fueron el detonante que la llevó a escribir "Amor i Guerra", la novela que ganó el último premio Ramon Llull y con la que quiere que el lector comprenda, dice, "cómo era la persona que mató a Trotsky".

Pariente lejana del comunista Ramon Mercader, asesino del revolucionario ruso, no esconde que en su familia nunca se hablaba sobre esta cuestión y, de hecho, en un primer momento incluso pensó titular el libro como "El silenci de Frida", porque cree que el silencio también explica mucho de lo ocurrido en los últimos setenta años en el país.

Documentándose de forma exhaustiva a lo largo de varios años, con viajes a México incluidos, la autora barcelonesa sostiene que no se sabe casi nada del Mercader joven, en la veintena, y que ella ha ido recopilando datos, algunos publicados por primera vez, y conseguidos de testimonios muy directos.

A su juicio, se trataba de una persona "muy especial", sometido a su madre, Caridad del Río, y al partido. "Fue un fanático del estalinismo, en el que creyó hasta su muerte", subraya.

Sobre su progenitora, sostiene que fue muy importante en su vida. "Era -resume- una mujer autoritaria, dogmática, fuerte y seductora".

Asimismo, cree que el lector que se enfrente a las páginas de su novela, que publica Planeta, podrá conocer incluso qué fue lo que le llevó a acabar con la vida de Trotsky en México.

A pesar de que Mercader es uno de los puntales de la novela, Amat aclara que en la trama tiene un peso fundamental un personaje ficticio llamado Valentina Mur, una anarquista que se enamora de un joven de una buena familia de Barcelona.

Precisamente, cree que "no hay guerra sin amor" y precisa que quiere dedicar el relato "a toda la gente que sabe amar en tiempos trágicos, porque es en esos momentos difíciles cuando existe una mayor capacidad de querer".

También quiere destacar el papel de las mujeres durante los conflictos bélicos y la fuerza que demuestran aunque no estén en el frente. "Quería hacerles un homenaje a todas ellas", apostilla.

Por otra parte, y como ya hizo cuando obtuvo el premio en Palma de Mallorca, advierte que aunque se ha documentado y ha intentado dibujar una época histórica, ella es ante todo novelista y, por tanto, se ha tomado algunas licencias literarias.

Por otra parte, asegura que en una historia de amor y batallas, con muchos personajes necesitaba "un estilo rápido" con el que poder "sugerir más que decir".

Respecto al hecho de que debute en catalán con esta novela, después de una larga trayectoria en castellano, Núria Amat destaca que cuando empezó a poner negro sobre blanco todo lo que había ido acopiando sobre Ramon Mercader le salió en esta lengua.

Ahora está trabajando en la versión en castellano, en la que anuncia algunos cambios, especialmente por los giros que demanda este idioma con respecto al catalán.

Nacida en Barcelona en 1951, Núria Amat, poeta y ensayista además de novelista, ha publicado entre otras "Todos somos Kafka", "La intimidad", "El país del alma", "Reina de América" y "Deja que la vida llueva sobre mí".