Archivo de Público
Viernes, 25 de Marzo de 2011

Una moción de censura tumba al Gobierno canadiense del conservador Stephen Harper

EFE ·25/03/2011 - 19:39h

EFE - La moción declaró con 156 votos frente a 145 que "la Cámara de los Comunes ha perdido la confianza en el Gobierno". En la imagen, el primer ministro canadiense, Stephen Harper. EFE/Archivo

El Gobierno de Canadá, presidido por el conservador Stephen Harper, cayó hoy tras la aprobación en el Parlamento de una moción de censura presentada por la oposición encabezada por el Partido Liberal (PL).

La moción, apoyada por los otros dos grupos de la oposición, el Bloque Quebequés (BQ) y el Nuevo Partido Democrático (NPD), declaró con 156 votos frente a 145, que "la Cámara de los Comunes ha perdido la confianza en el Gobierno".

La moción también sirvió para que, por primera vez en la historia del país, los diputados declarasen que el Gobierno de Harper había cometido desacato al Parlamento canadiense.

Las nuevas elecciones generales se podrían convocar para la primera semana de mayo.

Tras la votación, Harper dijo que mañana se reunirá con el Gobernador General del país, David Johnston, que actúa como Jefe del Estado en representación de la reina de Inglaterra, y solicitará la disolución del Parlamento.

Harper, que se negó a responder a las preguntas de los periodistas, añadió que la caída de su Gobierno era una "decepción" personal y que era un mal momento para convocar elecciones por la fragilidad de la situación internacional.

Por su parte, el líder del Partido Liberal, Michael Ignatieff, señaló que la votación había sido "histórica" y que Harper volvió a mostrar "desacato" al público canadiense por negarse a reconocer que su Gobierno había sido derribado por su "falta de respeto" a la democracia canadiense.

La moción de censura se produce después de que el Gobierno canadiense se negase a proporcionar a los diputados documentos sobre el coste de varios proyectos de ley, incluidos una reforma penitenciaria y la compra de 65 aviones de combate F-35.

El lunes, un comité parlamentario aprobó un informe en el que dictamina que el Gobierno de Harper cometió desacato por negarse a revelar documentos que había solicitado el Parlamento.