Archivo de Público
Viernes, 25 de Marzo de 2011

Gadafi asciende a todos los mandos de sus unidades de tierra, mar y aire

EFE ·25/03/2011 - 11:00h

EFE - Daños provocados en el exterior de una vivienda durante los ataques áreos llevados a cabo esta noche por las tropas de la coalición, en Trípoli, Libia, hoy.

El líder libio, coronel Muamar al Gadafi, ha decidido ascender a todos los mandos "que actualmente cumplen servicios en las unidades de tierra, mar y aire, informó hoy la agencia estatal Jana.

El ascenso es por su "heroica y valiente lucha contra la agresión colonialista y la cruzada contra la gran Yamihiriya libia", se indica en la nota de Jana, aunque según algunos analistas la medida puede suponer un paso previo la movilización generalizada de reclutas y reservistas.

El régimen libio aseguró hoy que las compañías de distribución de combustible disponen de reservas suficientes para cubrir las necesidades, en un aparente intento de mostrar normalidad o tranquilizar a la población.

La agencia estatal Jana exhortó a los responsables de las empresas operadoras a mantener el abastecimiento normal y satisfacer las necesidades de los libios.

Menos suerte tuvieron hoy los periodistas invitados por las autoridades libias en Trípoli a visitar el lugar donde presuntamente impactó un misil de uno de los aviones de la coalición internacional que las últimas noches han bombardeado el barrio de Tayura, al sur de la ciudad.

Los periodistas pudieron comprobar lo burdo del montaje y el canal de televisión Al Yazira mostró en sus imágenes una palmera con un agujero a su alrededor, donde no había ni rastro de un impacto de cohetería o misil, sino tan solo unos restos de misil o cohete desperdigados alrededor y cuya procedencia nadie pudo acreditar.

Tampoco la supuesta hija del propietario de la finca y vivienda visitada, -con evidentes impactos de disparos de fusil y no de esquirlas como aseguraban los acompañantes oficiales-, apareció para mostrar las heridas que su padre decía que había sufrido, ni rastros de que alguien hubiese resultado alcanzado.

El veterano corresponsal de la BBC Jon Simpson escribió: "todo parece un inadecuado montaje, hecho para la ocasión".

Los corresponsales internacionales en Trípoli han solicitado reiteradamente visitar a los heridos en los ataques aéreos sobre la capital, que el régimen de Gadafi afirma ha alcanzado a la población civil pero no han visto satisfechas sus demandas.

Tan solo un pequeño grupo fue conducido ayer a una morgue donde les fueron mostrados unos cadáveres cuya procedencia ninguno de ellos pudo certificar y posteriormente fueron autorizados a presenciar el funeral con 40 féretros en el cementerio de los Mártires de la capital libia.

Durante el trayecto a las afueras de la capital lograron observar desde los transportes en los que viajaban los daños de los bombardeos sobre algunos emplazamientos militares del barrio de Tayura, al sur de la capital.

Según informó en su twitter el corresponsal de la CNN Nick Robertson la comitiva de periodistas pasó junto a un acuartelamiento bombardeado y aún humeante en las afueras de la capital libia.

A unos ocho kilómetros de dicho emplazamiento, informó que una segunda base militar, aparentemente un centro de comunicaciones, presenta igualmente graves daños por los ataques aéreos y de su interior sale mucho humo.

En la zona periférica, el corresponsal de CNN pudo comprobar como otra instalación de radar cercana a la costa había sido destruida.