Lunes, 14 de Enero de 2008

Zaplana ve motivos políticos tras una ilegalización de ANV que cree "cantada"

EFE ·14/01/2008 - 11:46h

EFE - El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana.

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, cree que la ilegalización de ANV es un proceso que está "cantado" y obedece a una "estrategia política" del Gobierno para tratar de "salvar los muebles" de cara a las próximas elecciones.

Zaplana ha hecho estas declaraciones en un desayuno informativo organizado por la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP), en el cual ha tachado de "ofensivo" para los ciudadanos que tras muchos meses diciendo que no había pruebas suficientes para ilegalizar ANV, el Gobierno ahora halle de pronto motivos que antes no encontraba.

"No hay pruebas, no hay pruebas, no hay pruebas y de pronto... ¡la lámpara de Aladino!, ¡aparece la prueba!", ha ironizado.

En su opinión, lo que está tratando de hacer el Ejecutivo socialista es "revestir de argumentos jurídicos lo que es puramente político y lo ha sido siempre".

Por ello, Eduardo Zaplana, cuyo grupo parlamentario ha requerido reiteradamente en esta legislatura que el Gobierno instara la ilegalización de ANV y el PCTV por connivencia con Batasuna, ha pedido al Ejecutivo que "no le tome el pelo a la gente".

A su entender, si "dentro de poco" se va a emprender el proceso para ilegalizar ANV y el PCTV es porque la política del Gobierno en esta materia "ha fracasado" ya que la permanencia de ambos partidos en las instituciones "era una parte de esa política y no ha salido bien", de manera que su nueva consigna es "voy a por ellos".

A pesar de sus críticas, el portavoz del grupo popular ha dicho que si la actuación del Gobierno va a impedir que los terroristas estén en el Parlamento "bienvenida sea", aunque "si se hubiera hecho a tiempo y bien" ahora "no estarían en el Parlamento Vasco ni en los ayuntamientos", ha puntualizado.

En esta línea, Zaplana ha asegurado que respecto a la política antiterrorista el "tiempo" ha "dado la razón" a los "populares" porque aquellas cosas por las que han sido criticados durante la legislatura "ahora todo el mundo reconoce que eran verdad".

"El Gobierno ha cometido un error que en política no debería estar permitido: no decir la vedad ni a la gente ni al Parlamento", ha proclamado al referirse a la "negociación" con ETA.

También ha afirmado que el debate sobre la política antiterrorista que ha capitalizado buena parte del debate político en los últimos cuatro años se ha producido "muy a nuestro pesar".