Archivo de Público
Viernes, 25 de Marzo de 2011

Los alcaldes del PSOE aprobarán códigos éticos contra la corrupción

Se comprometen a "simplificar trámites administrativos, haciendo  transparentes las actividades y el patrimonio de los electos locales"

SERVIMEDIA ·25/03/2011 - 20:39h

Los candidatos del PSOE que consigan gobernar tras las elecciones municipales del 22 de mayo suscribirán Códigos Éticos y de Buenas Prácticas con el fin de luchar contra la corrupción en las instituciones locales.

Así consta en el borrador del programa para los comicios municipales, al que tuvo acceso Servimedia, donde se anuncia que los alcaldes socialistas tratarán de "simplificar trámites administrativos, haciendo absolutamente transparentes las actividades, el patrimonio e intereses de los electos locales y de los cargos políticos de los ayuntamientos".

"Los objetivos y el trabajo de los ayuntamientos que salgan de las urnas el 22 de mayo, se verá facilitado por la reforma de la administración y el gobierno local. La Ley que concrete dicha reforma permitirá también mejorar la eficiencia en el funcionamiento de los Ayuntamientos", dice.

El PSOE asegura que "la futura reforma situará a los Ayuntamientos españoles en el siglo XXI con tres objetivos fundamentales: reforzar la autonomía local y adecuar sus competencias, aumentar la calidad democrática de los gobiernos locales y mejorar el sistema del gobierno local y su estructura organizativa".

La formación que lidera José Luis Rodríguez Zapatero hará todo esto "desde principios de transparencia, proximidad y participción" y dentro de un nuevo escenario competencial que "requerirá un nuevo modelo de financiación local que se afrontará cuando se consolide la senda de crecimiento y recuperación económica".

El PSOE señala que las elecciones municipales no deben verse en clave nacional, puesto que tienen como objetivo "elegir a quienes gobernarán, durante los siguientes cuatro años los barrios, las calles, los servicios sociales, el alumbrado, la recogida de residuos, los centros culturales, los teatros, las bibliotecas, los transportes públicos o la ordenación de nuestras ciudades y pueblos".

Se trata de "una elección decisiva porque las medidas que tome el Gobierno local afectarán decisivamente a la vida cotidiana de los ciudadanos, y una elección decisiva porque de quien gobierne dependerá la voluntad y el compromiso de afrontar con éxito los retos y los desafíos que nuestros municipios deberán resolver en el futuro más inmediato".

Pese a todo, el PSOE afirma que la prioridad fundamental será "volver a crecer y hacerlo mejor, crear empleo, fortalecer los servicios públicos y el Estado de Bienestar e impulsar la convivencia tolerante y armoniosa en nuestras ciudades y pueblos".