Archivo de Público
Viernes, 25 de Marzo de 2011

Separados en la vida y en la muerte

Elizabeth Taylor descansa en el cementerio de Forest Law, lejos de Richard Burton. El matrimonio se prometió en su día ser enterrados juntos

BELÉN ALARCÓN ·25/03/2011 - 11:12h

Richard Burton fue el gran amor de Elizabeth Taylor. En 1962 sus vidas se cruzaron en el rodaje de Cleopatra, una de las películas más emblemáticas de los ya fallecidos actores. Taylor y Burton se casaron y se divorciaron dos veces, la primera en 1974 y la segunda en 1976. Sus discusiones y polémicas fueron muy sonadas, provocando numerosos escándalos que les convirtieron en una de las parejas más seguidas por la prensa rosa. 

Taylor y Burton se prometieron ser enterrados juntos

Pero lo cierto es que, precisamente esas tiranteces entre el odio y el amor hicieron que Burton fuera sin duda la relación que más marcó la vida de Liv. Su intensidad sentimental les llevó al punto de prometer, cuando todavía eran matrimonio, que serían enterrados juntos en el cementerio de Pontrhydfen, en Gales. En 1984 Richard Burton murió, llevando un año casado con Sally Hay. Su cuerpo fue enterrado en un cementerio de Celigny, en Suiza, pero la familia Burton siempre ha querido que se trasladara al cementerio familiar. 

Según la BBC , 26 años después, Liz Taylor tenía la oportunidad de cumplir la promesa que tiempo atrás hizo con su sexto matrimonio y para honrar sus deseos, la familia de Burton se ofreció para que el cuerpo de la actriz fuera trasladado junto a su gran amor. Así, una sobrina de Burton, Sian Owen, ha expresado que "si esa era la voluntad de ambos, irán detrás de ella al 100%", por lo que la familia no descarta que la actriz pueda ser enterrada en Gales. 

Enterrada en Forest Law, L.A

Pero, por el momento, el destino no ha querido sólo que terminaran separados en vida, sino que sus promesas de yacer para siempre juntos en el lecho de muerte, al más puro estilo Romeo y Julieta, también se han visto frustradas

Así, Elizabeth Taylor fue enterrada un día después de su muerte en el cementerio Forest Law, en Los Ángeles, lugar donde se encuentran muchas otras estrellas, como por ejemplo Michael Jackson, amigo de la gran diva del cine.

Según publica la revista People, la ceremonia fue un acto privado, al que acudieron sus familiares y amigos. El funeral se produjo con 15 minutos de retraso, por deseo expreso de la actriz, ya que, tal y como dijo su publicista durante el sepelio, Taylor había dejado instrucciones de que se debía empezar al menos 15 minutos más tarde. 

La gran diva del cine descansa en el Gran Mausoleo de Forest Law, debajo de un ángel de mármol inspirado en la obra de Miguel Ángel.