Archivo de Público
Viernes, 25 de Marzo de 2011

El plan de empleo sumergido no llevará medidas de perdón

El Ministerio de Trabajo se desdice de la posibilidad de aplicar una amnistía para aflorar puestos de trabajo en negro ante el malestar de Hacienda

B. CARREÑO / P. GONZÁLEZ ·25/03/2011 - 08:00h

Marta Jara - El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y la vicepresidenta económica, Elena Salgado, en una comparecencia en el Pacto de Toledo.

Ni es la primera vez, ni será la última, que desde el Ejecutivo se baraja la idea de realizar una amnistía fiscal para lograr que aflore la economía sumergida en España. El miércoles, el titular de Trabajo, Valeriano Gómez, volvió a avivar la polémica al anunciar un plan de empleo para aflorar los puestos de trabajo ilegales y no descartar que se pudieran utilizar medidas de perdón.

Sin embargo, este jueves Trabajo rechazó esta posibilidad, y aseguró que el plan no había comenzado aún a diseñarse como para saber con certeza su contenido. El miércoles, después de una reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los líderes sindicales, Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Cándido Méndez (UGT), Gómez anunció un plan contra la economía sumergida como la siguiente reforma estructural a abordar por España en el marco del Pacto por el Euro. En Trabajo aseguran que el plan se lanzará porque así lo han acordado en el ámbito comunitario. En este contexto, y preguntado por si el plan contendría medidas de perdón, Gómez aseguró que habría que hacer "una mezcla sabia", aunque, reconoció, "no es fácil con nuestra legislación aplicar medidas de perdón o amnistía".

Los sindicatos dicen que sí se trató el tema en la reunión con el presidente

Además, Toxo aseguró en una entrevista en TVE que la intención del Gobierno con su plan de lucha contra la economía sumergida es plantear una especie de "amnistía" para que aflore el empleo irregular. Según Toxo, la idea del Gobierno es que durante un periodo de tiempo indeterminado aún se permitiría que aflorase ese empleo irregular o sumergido, pero sin sancionarlo. Fuentes de CCOO aseguran que el Ejecutivo, representado en la reunión por el propio presidente y Gómez, le dio estas explicaciones durante la reunión de este jueves, y también les anticipó que una vez que estuvieran sentadas las bases del plan las discutirían con los agentes sociales.

Ahora Trabajo se desdice completamente de esta posibilidad, influido sin duda por el malestar que ha causado la propuesta en el Ministerio de Economía y Hacienda. Es imposible plantear un proceso de perdón o regularización laboral sin que ello lleve aparejado un perdón fiscal, porque si no resultaría ineficaz. Además de las cotizaciones sociales, también emergerían los ingresos no declarados en forma de rentas.

Oficialmente, el Ministerio de Economía y Hacienda no se pronuncia sobre el plan y la supuesta amnistía insinuada por Gómez el miércoles, ya que no se trata de una propuesta que se haya puesto sobre la mesa de manera formal o que se haya tratado en el Gobierno. Pero el anuncio de la medida ha provocado malestar en Hacienda. La posición de la Administración fiscal es de rechazo tajante a cualquier tipo de amnistía o perdón. En anteriores ocasiones, cuando otros países, como Italia, tenían en marcha proceso de regularización para repatriar capitales, por ejemplo, Hacienda negó que se trabajara en España en esta línea, y rechaza cualquier medida futura que suponga un perdón.

Ya existe un plan contra el fraude de Hacienda y Trabajo que está operativo

Plan contra el fraude

Existe ya un plan de persecución de la economía sumergida desarrollado conjuntamente entre la Seguridad Social, la Inspección de Trabajo y la Agencia Tributaria. Se trata de la novedad más importante del programa de lucha contra el fraude de este año. Este plan contempla peinados en zonas comerciales y polígonos industriales, para localizar actividades ocultas. Según fuentes de la Administración tributaria, los peinados, que comenzaron en febrero, han logrado que aparezcan negocios y actividades que no estaban censadas (aunque esto no haya supuesto, de momento, una mayor recaudación).

También se oponen a la amnistía los inspectores de Hacienda. Su portavoz, Francisco de la Torre, señala que, "si se piensa en regularizar, será una medida ineficaz y de un pésimo ejemplo, pues va a desanimar a que los empresarios vuelvan a contratar legalmente, y se puede dar la imagen de que los planes de lucha contra el fraude están fallando". "La lucha contra el fraude necesita un plan global, y no medidas aisladas", añade.

Hace apenas un mes, en una entrevista con RNE, el director de la Agencia Tirbutaria, Juan Manuel López, descartó de plano la amnistía por considerarla "pan para hoy y hambre para mañana".