Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

Portugal acapara las conversaciones y atrasa el resto de discusiones en la UE

EFE ·24/03/2011 - 20:34h

EFE - (i-d) El primer ministro de Portugal, Jose Socrates, el primer ministro de Luxemburgo y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, el presidente francés Nicolás Sarkozy y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, conversan antes de una foto de familia de la cumbre de los líderes de la Unión Europea, en Bruselas, Bélgica, hoy, jueves 24 de marzo de 2011. El conflicto libio protagonizará las discusiones más intensas de reunión, sobre todo debido a las posiciones divergentes que han mantenido hasta ahora algunos países.

La situación política en Portugal ha acaparado las discusiones durante las primeras horas de la cumbre de líderes de la Unión Europea (UE) de hoy en Bruselas, lo que ha retrasado la aprobación de los acuerdos anticrisis.

El primer ministro portugués, José Sócrates, ha asegurado a sus socios europeos que su país cumplirá los objetivos de reducción del déficit y reformas económicas sin importar quién esté al frente del Ejecutivo luso, según diversas fuentes.

Sócrates ha insistido en que su país no necesita de momento recurrir a un rescate internacional, mientras que los socios europeos han reconocido que corresponde a Portugal solucionar la crisis política y decidir si solicita ayuda.

La discusión sobre Portugal ha postergado los demás temas de la agenda y todo apunta a que los compromisos concretos sobre el denominado Pacto por el Euro se presentarán mañana.

Aunque la fecha tope para presentar estos compromisos es abril, media docena de países se adelantarán para mandar una señal al mercado, entre los que se encuentran Alemania, Francia, Bélgica y España.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene previsto anunciar 25 medidas, aunque fuentes españolas aseguraban que muchas de ellas ya han sido presentadas en distinto grado en España, relacionadas con la negociación colectiva, la reforma de la formación profesional o la lucha contra la economía sumergida.

Además, se han adherido al Pacto por el Euro seis países que conservan sus monedas: Polonia, Bulgaria, Dinamarca, Rumanía, Malta y Chipre, según ha anunciado en una red social el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Por otro lado, fuentes diplomáticas informaron de que Alemania tiene previsto solicitar una modificación de lo aprobado el lunes pasado por los ministros de Finanzas de la zona euro respecto al fondo para rescatar a países en bancarrota, que entrará en vigor en 2013.

El lunes, los ministros acordaron que los Estados miembros de la zona euro hagan las primeras aportaciones de capital a este fondo de manera gradual desde 2013 en un plazo de tres años, pero Alemania ha pedido ampliar este período a cinco.

Como principal contribuyente al fondo -aportará el 27,1 % de los 700.000 millones de dotación- Alemania no desea tener un impacto tan importante sobre su presupuesto y desea espaciarlo.

Las fuentes consideran que el resto de socios aceptará este pequeño cambio en el fondo permanente, que sustituirá al transitorio en vigor, pendiente también de reformar para que pueda prestar los 440.000 millones comprometidos durante su creación.