Archivo de Público
Viernes, 25 de Marzo de 2011

A la espera de Bruselas

Las elecciones parecen inevitables

MARIO DUJISIN ·25/03/2011 - 08:00h

Portadas de la prensa lusa ayer en Lisboa. reuters

Una densa nube de cautela cubría ayer Portugal , en compás de espera hasta el fin de la cumbre europea. Políticos y sindicalistas sólo rompían el silencio cuando un batallón de periodistas exigía declaraciones. Como jefe del Gobierno en funciones, el dimisionario José Sócrates viajó a la cumbre de la UE en Bruselas "para defender a Portugal, la moneda única y el proyecto europeo", según dijo antes de dirigirse a la reunión.

"De ser necesario, sólo consideraríamos tocar los impuestos al consumo y no los de la renta ni las pensiones de jubilación de los sectores más desfavorecidos", aseveró Miguel Relvas, secretario general del conservador Partido Socialdemócrata (PSD). El presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, deberá hoy, tras reunirse con los grupos parlamentarios, evaluar el camino a seguir: convocar elecciones anticipadas o nombrar una coalición gubernamental con el actual marco legislativo. Como seguramente no será posible un acuerdo de ese tipo, las elecciones anticipadas se perfilan inevitables en el horizonte de entre 60 y 75 días.

Del Partido Socialista (PS), surgió la voz unitaria de Antonio José Seguro, probable sucesor de Sócrates, que exigió a los partidos que "se entiendan" y confió en que "la próxima campaña electoral conserve los mínimos esenciales de confianza" para lograr "una mayoría política y social". El comunista Manuel Carvalho da Silva, líder de la Central General de Trabajadores (CGT), se limitó a subrayar que el plan de ajuste "no resuelve los problemas del país", y el socialista João Proença, de la Unión General de Trabajadores (UGT), dijo que "la actual situación debe ser rápidamente superada". Ambos ven "inevitables"las elecciones.

Victoria del PSD

Una encuesta realizada por la Universidad Católica en octubre pasado otorgaba al PS su peor resultado de los últimos 23 años, un modesto 26%, y estimaba un cómodo 40% para el PSD, que con el 7% que alcanzaría el derechista Centro Democrático Social permitiría formar un Gobierno mayoritario.

"Hagamos que todo cambie, para que todo siga igual"El columnista José Ferreira Fernandes apuntaba ayer en Diario de Noticias la "contradicción de derribar una política, cuando eso implica la llegada de la misma política y más grave. Es mejor no tener esperanzas en los partidos como insustituibles salvadores de la patria".

Para el común de los ciudadanos, las elecciones sólo se traducirán en la verificación de la célebre frase del príncipe siciliano de Lampedusa: "Hagamos que todo cambie, para que todo siga igual".