Archivo de Público
Viernes, 25 de Marzo de 2011

Ni recortes del gasto ni subidas fiscales

España y otros cinco países presentan hoy por escrito sus propuestas para cumplir con los nuevos ajustes

D .B. ·25/03/2011 - 08:00h

REUTERS - Zapatero y Sarkozy en la cumbre de Bruselas.

España cumplirá con el Pacto por el Euro con una batería de medidas, pero ninguna conllevará "ni más recortes ni subidas de impuestos", según fuentes del equipo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que tiene previsto remitir hoy por escrito las medidas que piensa poner en marcha durante el próximo año para cumplir con el ajuste impuesto por Angela Merkel.

Además del documento, Rodríguez Zapatero expondrá a sus socios las nuevas medidas, en la que la estrella será la reforma de la negociación colectiva. Ante la falta de un principio de acuerdo entre sindicatos y patronal, el jefe del Ejecutivo se conformará con avanzar las líneas maestras, a la espera de los detalles. Además, el Gobierno prevé presentar a sus socios europeos un plan para sacar a la luz la economía sumergida. Entre el resto de las propuestas españolas figurarán la creación de una Comisión de la Competitividad, la revisión de los colegios profesionales y otras medidas para liberalizar el sector servicios o la Ley Concursal.

Fuentes del equipo del presidente del Gobierno aseguraron que otros cinco países presentarán por escrito avances de sus medidas. Entre ellos estarán Francia y Alemania. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, podría presentar una reforma legal para incluir en la Constitución una cláusula antidéficit similar a la que ya está vigente en la carta magna alemana.

Plazo hasta abril

Estos seis y el resto de países tendrán de plazo máximo hasta abril para remitir sus planes a Bruselas. En un año, las reformas tendrán que estar en marcha y tanto Alemania como el resto de países, en colaboración con Bruselas, llevarán a cabo un seguimiento y evaluación de su desarrollo.

Anoche, seis países más se sumaron a este pacto, aunque todavía sin medidas. Se trata de Polonia, Lituania, Letonia, Dinamarca, Bulgaria y Rumanía, países fuera del euro, pero con interés en reducir sus desequilibrios macroeconómicos con la moneda única. Reino Unido, Hungría, República Checa y Suecia se quedarán por el momento al margen.