Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

Turismo de bajo coste para envejecer mejor

Los viajes del Imserso, que llevaron a la playa a una generación, cumplen 25 años

VANESSA PI ·24/03/2011 - 21:50h

VANESSA PI - Gracia Izquierdo, de 102 años, con su hijo y su nuera, ayer en Benidorm, donde está de vacaciones. juan navarro

A sus 102 años, Gracia Izquierdo inició el miércoles las segundas vacaciones de su vida. Hasta el año pasado no se pudo permitir ese lujo. El miércoles pasado subió por primera vez a un avión. Gracia recibió este jueves, de manos de la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, un galardón reconociendo su participación en el programa de vacaciones del Imserso, que este año cumple 25 años.

Gracia enviudó joven y tuvo que emigrar de Córdoba a Sabadell (Barcelona) con 11 hijos que criar. Ella sola sacó adelante a su familia trabajando en el campo. El año pasado viajó con su hijo Enrique y su nuera Araceli a Lloret de Mar (Girona) y este año están en Benidorm (Alicante). "Esto es estupendo. Si puedo, volveré", asegura Gracia. Su nuera explica que el año pasado, Gracia bailó en las verbenas que organizó su hotel y disfrutó de los juegos que se organizaron en la piscina climatizada. Este año piensa repetir.

Gracia Izquierdo, de 102 años, se ha subido por primera vez a un avión

Con el propósito de premiar a todos esos mayores a los que la guerra y la posguerra arrancaron la juventud, se creó el programa de viajes del Imserso. "Fue una apuesta política por una generación de personas mayores que habían tenido que superar circunstancias muy difíciles", destacó Pajín en el acto conmemorativo, celebrado este jueves en Benidorm.

Beneficio por partida doble

Por una parte, se promociona el envejecimiento activo, en una sociedad cada vez más ajada y con mayor esperanza de vida: los mayores salen de casa por un precio asequible, se divierten, hacen nuevas amistades, se sienten vivos... Por otra parte, la iniciativa combate la estacionalidad del turismo. Pajín destacó que ha contribuido a crear más de 105.000 puestos de trabajo desde sus inicios. De los 19 hoteles que se ofertaban en 1985 se ha pasado a 307. Mañana se ofrecerán viajes por toda España, Andorra y Portugal. Más de 12 millones de personas se han beneficiado del programa.

«El colectivo reclama más formación», destaca una asociación

Para Benigna Fernández, de 64 años, y su marido José Otero, de 66, el viaje a Benidorm que iniciaron el pasado día 19 ha sido una válvula de escape a una vida de trabajo y cuidados de su hijo José Antonio, de 41 años y con discapacidad, con el que también viajan. Son sus primeras vacaciones.

"Esto es maravilloso, nos llevan a todas partes y hemos conocido a gente muy agradable", cuenta Benigna, que trabajó hasta hace un año en los servicios de ayuda a domicilio de A Coruña, donde vive. Su marido se ganó la vida como pintor.

El programa de viajes del Imserso es la iniciativa estatal para el envejecimiento activo más conocida. Pero las autonomías y ayuntamientos llevan a cabo cursos, talleres y actividades para que jubilarse no signifique quedar al margen de la sociedad. También numerosas fundaciones y asociaciones ofertan actividades.

"Nosotros también tenemos un hueco en la sociedad", destaca el presidente de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados, Luis Martín. "La Administración debe vertebrar el movimiento asociativo de mayores, porque para envejecer activo hay que estar asociado", reivindica. Su asociación organiza seminarios y talleres sobre internet.

"Los mayores demandan mucha más formación", destaca la gerente de la Confederación Estatal de Mayores (Ceoma), Raquel Manjavacas. "Hay mucha oferta, pero aún queda mucho por hacer. Los mayores quieren que se cuente con ellos a la hora de elaborar los programas que se les ofrecen", explica. "Tener a las personas ocupadas previene la dependencia", destaca el patrono de la Fundación Edad y Vida Javier Velasco. Añade que "se deben crear servicios de ocio para todo el año y fomentar su integración".

El Imserso prepara un libro blanco sobre el envejecimiento activo, que sentará las bases de una estrategia nacional que se impulsará en 2012, Año Europeo del Envejecimiento Activo. La iniciativa va más allá de los conocidos viajes. "Por ejemplo, se promocionarán hábitos saludables y actividades de educación física", explica la directora general del Imserso, Purificación Causapié.