Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

La OTAN asumirá el mando de la intervención aliada en Libia

Francia prevé que la coalición tardará "días o semanas" en neutralizar a Gadafi, "no meses"

OTR/ PRESS ·24/03/2011 - 21:20h

Los rebeldes tratan de ganar posiciones a la tropas del régimen. XINHUA/Gamma-Rapho via Getty Images

Los mandos de la intervención aliada en Libia pasarán, en uno o dos días, de manos de Francia, Estados Unidos y Reino Unido a manos de la OTAN. Los implicados tomaron la decisión el jueves, el mismo día en el que el Gobierno galo afirmó que la coalición internacional no tardará meses en destruir la capacidad militar del mandatario Muamar Gadafi, sino "días o semanas".

Ahmet Davutoglu, ministro de Asuntos Exteriores turco, anunció este jueves que la OTAN asumirá "completamente" la dirección de las operaciones militares sobre Libia. El calendario no se ha concretado, pero el jefe de la diplomacia de Ankara considera que los cambios se producirán en uno o dos días.

Su homólogo en Francia, Alain Juppé, aseveró que la coalición internacional tardará "días o semanas" en destruir la capacidad militar del régimen de Gadafi. Nada de meses. Además, el ministro afirmó que las aspiraciones democráticas se extenderán a todos los pueblos árabes, incluida Arabia Saudí. Los cambios radicales serán "irreversibles".

Francia bombardea una base

La misión internacional disparó al menos 14 misiles Tomahawk en la madrugada del miércoles, según informó un portavoz del Comando estadounidense para Africa. A primera hora de este jueves, los aviones de combate franceses bombardearon una base aérea en el centro de Libia (a unos 250 kilómetros de la costa), sostuvo Thierry Burkhard, portavoz del Ejército galo.

En concreto, se desplegaron alrededor de 15 aparatos el miércoles y una docena más a lo largo de la noche. "No estamos cambiando de táctica, la acción continúa". Además, otro avión galo disparó un misil aire-tierra contra un avión militar libio. Lo destruyó justo cuando acababa de aterrizar en una base en Misrata porque había violado la zona de exclusión aérea impuesta por la ONU.

El Gobierno libio aseguró este jueves que los ataques hacen que la cifra de muertos esté "aproximándose al centenar". Musa Ibrahim, portavoz del Ejecutivo, afirmó, además, que la coalición planeaba interrumpir las comunicaciones del país: "Hemos recibido informes de Inteligencia que apuntan que nuestras infraestructuras de televisión y comunicaciones serán objetivo (...) Sería inmoral e ilegal. Son objetivos civiles".

Autoridades militares occidentales negaron que las fuerzas de 'Odisea al Amanecer' hayan causado víctimas civiles. El otro bando afirma: "Nosotros hemos mantenido nuestra palabra. Tenemos en vigor un alto el fuego. Sólo estamos respondiendo a los ataques aéreos, como es nuestro derecho, y los rebeldes en el este están atacando a nuestro Ejército con la cobertura de los ataques aéreos".

Más allá de eso, lo cierto es que los seguidores de Gadafi se hicieron con el control del puerto de Misrata. "Desde ayer, el puerto está bajo el control de las fuerzas pro mandatario.

Han enviado dos buques de guerra y algunos botes y ahora nos tienen asediados desde el mar", relató un testigo llamado Abdelbasset.

Los seguidores del dirigente dejaron varados a miles de extranjeros que buscaban ser evacuados: "Tenemos una crisis humanitaria en el puerto. Hay más de 6.000 trabajadores egipcios, algunos con sus familias, más algunos africanos. Fueron allí para esperar a un barco que les sacara pero nadie llega", dijo un testigo.

"Algunos tanques en la carretera costera fueron bombardeados anoche hacia las 18:00 horas pero los tanques dentro de la ciudad, en el centro (...) que estuvieron bombardeando la ciudad, siguen ahí y no fueron atacados", relató.

Sin embargo, horas después, los sublevados anunciaban: "Ha habido enfrentamientos y nuestros efectivos lograron llegar hasta los francotiradores en los tejados y matar a una treintena de ellos", relató el portavoz rebelde Abdulbasset Abu Mzereiq.

Los protagonistas del levantamiento limitaron el movimiento de los tiradores que sobrevivieron, "destruyendo las escaleras de los edificios". Según confirmó, los rebeldes retomaron el control de la zona portuaria, ya sin buques del régimen: "Las fuerzas de la coalición han informado al Consejo de que crearán un corredor seguro para barcos que llegan de Malta con ayuda".

17 misiones

Los cuatro aviones de combate F-18 y el avión de reabastecimiento en vuelo B-704 con los que España contribuye a la zona de exclusión aérea ya han realizado 17 misiones de patrulla aérea y 70 horas de vuelo. La actividad ha concluido "sin incidentes". Los aparatos continuarán realizando este tipo de cometidos 'aire-aire'; no está previsto que pasen a desarrollar misiones de ataques contra objetivos en tierra.

Lo explicó este jueves el almirante Juan Martínez Núñez, jefe de la División de Estrategia y Planes del Estado Mayor Conjunto.

El militar anunció que la fragata Méndez Núñez y el submarino Tramontana comenzarán este viernes a participaren el embargo marítimo, en el que también estará un avión de vigilancia C-235 que ya se encuentra en la base italiana de Decimomannu.

El almirante afirmó que la zona de exclusión aérea "ya está establecida", pero "hay que mantenerla hasta que se constate que no existe capacidad ninguna de quebrantarla". Este esfuerzo "a veces es sostenido en el tiempo y puede resultar incluso rutinario, pero es importante realizarlo".

Los medios españoles en la coalición, dijo, cuentan "con una configuración necesaria e idónea, perfectamente adaptada a la misión que realizan para patrullas aéreas de combate, con cometidos y configuración aire-aire".