Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

¿Qué sucede realmente con el canon digital?

La resolución de la Audiencia Nacional tan solo elimina la orden que regulaba soportes y costes en 2008. Permanece el canon digital acordado en 2006

HÉCTOR JUANATEY ·24/03/2011 - 21:48h

El canon digital no ha desaparecido. La sentencia de la Audiencia Nacional no elimina el gravamen -tan solo en algunos soportes-. De hecho, ni siquiera cuestiona su legalidad. El fallo de la sala de lo contencioso-administrativo lo que hace es declarar nula la orden que regulaba desde 2008 la "relación de equipos, aparatos y soportes materiales sujetos al pago" de una tasa compensativa por copia privada, "las cantidades aplicables a cada uno de ellos y la distribución entre las diferentes modalidades de reproducción". Permanece por lo tanto el canon acordado en 2006 .

¿Podemos reclamar la devolución del canon? Según David Maeztu, abogado especialista en propiedad intelectual, sí, pero solo el de aquellos productos que no estaban gravados según la ley 23/2006. Se podría pedir la devolución de las cantidades correspondientes a "memorias usb, discos duros de ordenador, teléfonos móviles y sintonizadores de TDT con función de reproducción".

"Estos dispositivos no aparecían en la ley, por lo tanto, al anularse la orden ministerial quedan sin efecto los pagos efectuados y el dinero cobrado no tiene justificación legal, produciéndose el cobro de lo indebido", ha explicado Maeztu. Del mismo modo, ha añadido que "puede pedirse la devolución de lo que se ha pagado en exceso respecto a las tarifas que marcó la ley 23/2006". "Basta con sacar una tabla, ver si la variación ha sido al alza o a la baja y, en ese caso, reclamar".

Estas reclamaciones, sin embargo, tan solo tendrán efecto si se tienen guardados los documentos que demuestren que se ha realizado la compra (facturas, etcétera). 

¿Bajarán los precios de los soportes gravados con el canon? No tiene por qué. Después de esta nueva resolución de la Audiencia, las cantidades y soportes gravados serán los reflejados en la ley 23/2006, con precios parecidos a los aplicados desde 2008. Además, en este aspecto juegan un papel importante los fabricantes, que probablemente no rebajarán el coste de sus productos.

Según Maetzu, es posible reclamar la devolución del canon aplicado a aquellos productos recogidos en la orden de 2008

¿Y ahora qué? El futuro es bastante incierto. En principio, lo lógico sería que el Gobierno se ponga manos a la obra con la elaboración de una nueva orden, esta vez cumpliendo con los trámites necesarios, que fije de nuevo las cuantías y soportes sujetos al gravamen. La cuestión pasa ahora por intentar sacar un modelo que sea, en el mejor de los casos, aprobado tanto por las entidades de gestión -incluyendo artistas-, como por los particulares y empresas.

Hasta ahora, la legislación sobre el canon ha pasado ya por varios obstáculos que dejan entrever un gran número de errores.  Además de crear una nueva orden, el Ejecutivo tendrá que trabajar teniendo en cuenta la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que el pasado mes de octubre declaraba "indiscriminada y abusiva" la aplicación del canon digital. Según el fallo, el canon "solo estará justificado" cuando los soportes adquiridos se usen "presumiblemente" para realizar copias privadas de contenido protegido, algo que no tiene por qué darse por hecho en todos los casos.