Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

Los hispanos de EEUU superan los 50 millones

Ya son uno de cada seis ciudadanos y contribuyen a más de la mitad del crecimiento poblacional del país

MARÍA PEÑA (EFE) ·24/03/2011 - 19:41h

La población estadounidense creció el 9,7 por ciento desde 2000 y totalizó a finales del pasado año 308,7 millones, de los que 50,5 millones son hispanos, y ahora es más diversa y más metropolitana, con una población blanca que envejece y disminuye.

El informe divulgado hoy por la Oficina del Censo muestra el nuevo retrato poblacional de EEUU y ofrece una ventana a las tendencias demográficas de las próximas décadas, que, a su vez, tienen grandes repercusiones para todos los sectores de la economía, los programas de vivienda, salud y educación, y, sobre todo, en las urnas.

Estados Unidos está poblado por 196,8 millones de blancos, 50,5 millones de hispanos -uno de cada seis habitantes-, 37,7 millones de negros y 14,5 millones de asiáticos.

El resto de población, algo más de 9 millones de personas, forman parte de grupos minoritarios, como las tribus indias.

Los hispanos y asiáticos, en su conjunto, tuvieron un aumento de alrededor del 42 por ciento, en comparación con 2000.

los hispanos son el 16% y contribuyen a más de la mitad del crecimiento Según la Oficina del Censo, los hispanos son el 16 por ciento de la población y contribuyeron a más de la mitad de su crecimiento en la última década.

Los estados con mayor crecimiento numérico entre 2000 y 2010 fueron Texas, California, Florida, Georgia, Carolina del Norte y Arizona, en ese orden.

Las ciudades incorporadas más pobladas de EEUU Nueva York, con 8,1 millones de habitantes, seguido por Los Angeles, con 3,7 millones; Chicago, con 2,6 millones; Houston, con 2,1 millones, y Filadelfia, con 1,5 millones.

Puerto Rico, incluido en el Censo por ser un Estado Libre Asociado, registró un total de 3,7 millones de habitantes, un descenso del 2,2% sobre el 2000. Los municipios de Ponce y San Juan sufrieron una pérdida del 10,8 por ciento y 9 por ciento, respectivamente, en la última década.

Durante una conferencia telefónica con periodistas, el director de la Oficina del Censo, Robert Groves, dijo que, de todas maneras, la evaluación de los resultados del censo de 2010 "durará meses".

Groves no quiso hacer conjeturas sobre el significado político, social o electoral de los resultados porque, afirmó, "eso se lo dejamos a otros".

Los resultados del censo, exigido por una ley federal desde 1790, ayudan a determinar la demarcación de nuevos distritos electoRales y el desembolso de millones de dólares en fondos federales para una amplio gama de programas sociales.

El número de hispanos fue más del doble en Alabama, Georgia, Kentucky, Carolina del Norte y Tennessee, y si no fuera por los hispanos varios estados hubiesen perdido población, según el informe.

En cambio, el número de negros, que representan el 12,6% de la población, se mantuvo estable, con una tasa de crecimiento de alrededor del 9,7 por ciento.

La cifra de blancos bajó del 69 a casi el 64% de la población estadounidense. Los asiáticos siguen conformando menos del 5%de la población.

Por ahora, los demógrafos no tenían datos precisos sobre la nacionalidad de los inmigrantes hispanos, ni si el crecimiento en general en 2010 de esta minoría -desde hace años la de mayor crecimiento- se debió a altas tasas de nacimiento o de inmigración, legal o ilegal.

Sin embargo, Jeffrey Passel, un demógrafo del Centro Hispano Pew, dijo que el rápido crecimiento de los hispanos en el sureste y zona central de EEUU es, en general, fruto de la ola de inmigración a esos "nuevos destinos de migrantes" en la década de 1990.

"Este censo es impresionante por muchas razones; para comenzar superó los cálculos de los demógrafos sobre los hispanos en al menos un millón de personas. El número de hispanos seguirá creciendo, aun sin el efecto de la inmigración, porque es una población joven y las hispanas tienen una alta tasa de fertilidad", dijo a Efe Passel en entrevista telefónica.