Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

La UE debate un rescate de 75.000 millones para Portugal

El presidente del Eurogrupo avala la cifra y descarta el contagio a España

DANIEL BASTEIRO ·24/03/2011 - 16:28h

Durao Barroso, con Juncker, en la foto de familia de la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro. AFP

Rescatar a Portugal costará a la zona euro y al Fondo Monetario Internacional (FMI) 75.000 millones de euros. El presidente del Eurogrupo y primer ministro de Luxemburgo, Jean Claude Juncker, consideró "apropiado" el cálculo, que lleva meses siendo sugerido en círculos comunitarios. Tras el claro revés de las medidas de austeridad del Gobierno de José Sócrates, escenificadas con un unánime voto en contra, la solidaridad europea con las finanzas lusas centrará la reunión de líderes de la Unión Europea que se celebra esta tarde.

La caída del Gobierno, que siguió a la votación en la Asamblea de la República, ha caido como un jarro de agua fría en Bruselas, que esperaba no tener que prestar ayuda financiera a Lisboa. De hecho, tanto los líderes de la UE, el Ejecutivo comunitario, y el Banco Central Europeo apoyaron sin fisuras el plan de Sócrates.

Esta mañana, José Manuel Durao Barroso, advirtió de que "los objetivos de consolidación fiscal y reformas estructurales" presentados por Sócrates "son indispensables para la confianza de la economía". Sin embargo, aseguró respetar la decisión del parlamento portugués, en el que el partido conservador en el que él milita fue acusado por Sócrates de estar "ansioso por el poder". El propio Juncler reconoció que no se esperaba el resultado de la votación de ayer, sobre todo tras el cerrado apoyo de la UE al primer ministro. El primer ministro luxemburgués sí aseguró que "España ha tenido problemas muy serios" en el pasado, pero alabó la determinación "del Gobierno y el parlamento españoles" por reaccionar "con rapidez". "No veo a España en una situación comparable a la de Portugal", aseguró descartando cualquier efecto contagio

Fuentes comunitarias aseguran que la activación del rescate no tiene por qué producirse hoy, ya que Portugal no la ha solicitado formalmente. Además, las fuerzas políticas portuguesas deberán reorganizarse antes de pedir la ayuda y, lo quizás más importante, negociar los estrictos sacrificios económicos a cambio.

Además de Portugal, los líderes de la UE tienen previsto aprobar el Pacto por el Euro impulsado por Angela Merkel y seis propuestas sobre el Gobierno económico europeo que incluyen el endurecimiento de los castigos contra el déficit. Los líderes del euro anunciarán cómo van a cumplir el pacto de competitividad y se espera que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dé unas "pinceladas" sobre la reforma de la negociación colectiva y otras medidas que impulsará en los próximos meses, según anunció esta semana la vicepresidenta económica, Elena Salgado.