Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

Hospitalizados dos trabajadores de Fukushima por radiación excesiva

Los heridos trabajaban para extender el tendido eléctrico en el edificio de turbinas que se encuentra frente al reactor 3

EFE ·24/03/2011 - 08:34h

Operarios intentan restablecer la corriente eléctrica en la central.REUTERS

Dos operarios de la planta nuclear de Fukushima han sido hospitalizados después de quedar expuestos a una radiación excesiva mientras trabajaban para extender cables eléctricos cerca del reactor número 3, informó hoy la televisión NHK.

Los dos operarios, junto con un tercer trabajador que no tuvo que ser trasladado al hospital, recibieron una radiación de entre 170 y 180 milisievert, según NHK, que cita fuentes de la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón.

Los heridos eran subcontratados de TEPCO, la empresa operadora de la central, y trabajaban para extender el tendido eléctrico en el edificio de turbinas que se encuentra frente al reactor 3.

Ambos fueron llevados al hospital de la ciudad de Fukushima, donde está previsto que sean trasladados a un instituto especial de radiactividad en la ciudad de Chiba (este de Tokio), según NHK. A primera hora de hoy se han reanudado la inyección de agua para enfriar la piscina de combustible, después de que ayer se suspendieran las labores por el humo que salía en la unidad 3.

En seis horas, los equipos militares y de bomberos vertieron entre 4 y 5 toneladas de agua a la piscina, según la Agencia de Seguridad Nuclear. El reactor 3 de Fukushima, que desde el martes tiene luz en su sala de control, es el único de los seis de la central que usa como combustible una mezcla de uranio y plutonio (MOX).

Situación de control

Los operarios de TEPCO luchan también para controlar la situación en los reactores 1, 2 y 4, aunque este último estaba en mantenimiento en el momento del terremoto del pasado día 11.  Preocupa su piscina de almacenamiento por la alta cantidad de combustible que los operarios tratan de mantener refrigerada con toneladas de agua, algo que consiguió bajar su temperatura hasta los 22 grados.

En la unidad 1, cuya temperatura subió ayer a altos niveles, se ha logrado devolver parcialmente la luz a la sala de control de la unidad y se está trabajando para rebajar la presión en la vasija de contención que protege el reactor, según la Agencia de Seguridad Nuclear nipona.