Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

Trabajo lanzará un plan contra el empleo sumergido

Zapatero llevará a Bruselas las bases del inminente acuerdo de convenios

BELÉN CARREÑO ·24/03/2011 - 01:00h

Méndez, Toxo, Zapatero y Gómez, en la Moncloa.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, invocó ayer uno de los principales anatemas de su departamento y, en general, de los sucesivos gobiernos españoles: la economía sumergida. Según Gómez, la siguiente reforma estructural que abordará España, una vez que se cierre el pacto de convenios en abril, será la de un plan que logre aflorar la economía sumergida. Este plan, según Gómez, se propondrá a nivel europeo como una medida para mejorar la sostenibilidad de las finanzas públicas.

Preguntado por la posibilidad de realizar algún tipo de programa de "perdón" como fórmula para aflorar el empleo sumergido, Gómez aceptó que habrá que hacer una "sabia mezcla", sin descartar esa posibilidad, aunque asumiendo que la actual legislación española hace "muy difícil" aplicar fórmulas de amnistía.

Zapatero lleva a Bruselas la ley concursal y los colegios profesional

El ministro anunció el plan poco después de reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y con los dos líderes sindicales, Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Cándido Méndez (UGT), para tratar sobre la cumbre de Bruselas para sellar el Pacto por el Euro. Aunque el anuncio de este plan sobre economía sumergida se trató en la reunión, Gómez aseguró que no se entró en detalle, por lo que prefirió no adelantar más datos de su contenido. El ministro tampoco quiso entrar en cuantificar el tamaño de la economía B española, aunque en intervenciones anteriores había estimado que puede rondar el 20% del PIB. En cualquier caso, defendió que el problema español en esta área es similar al de países como Alemania o Suecia.

Durante el encuentro, que se desarrolló durante casi dos horas en el palacio de la Moncloa, Zapatero adelantó a los líderes sindicales los puntos que presentará hoy ante sus homólogos europeos. Los avances en la liberalización de servicios, como la revisión de los colegios profesionales, la creación de una Comisión de la Competitividad y la Ley Concursal, serán algunas de las reformas estructurales que el Ejecutivo exhibirá ante sus socios del euro.

Zapatero llevará también el compromiso de los agentes sociales a que en los "próximos días" cerrarán el acuerdo en convenios. Aunque Toxo y Méndez aseguraron ayer que no se ha fijado un calendario, creen que para mediados de abril el pacto estará solventado. Así, aunque no quieren hablar de preacuerdo, ambos líderes sindicales coinciden en que se han aproximado las bases lo suficiente como para decir que el acuerdo "es posible".