Archivo de Público
Jueves, 24 de Marzo de 2011

"Por entrenarse más no se rinde mejor"

Según Del Bosque, los homenajes, un sitio asegurado en la lista y el poco trabajo no han acomodado a sus campeones

LADISLAO JAVIER MOÑINO ·24/03/2011 - 08:00h

Del Bosque, ayer, en el entrenamiento de la selección. navarrete

Del Bosque no ve a La Roja relajada ni distraída. La coloca, aunque no lo parezca, muy centrada en afrontar con la máxima responsabilidad estos dos partidos de clasificación para la Eurocopa 2012. El primero, mañana en Granada ante la República Checa. El seleccionador no comparte la sensación de que la estrella de campeón del mundo ha tenido un efecto debilitador en su equipo, alimentado no sólo por unos cuantos episodios recientes de mala imagen y peores resultados sino por alguna de sus propias decisiones: vaciar de contenido laboral las convocatorias, sobrecargadas ahora de homenajes y actos publicitarios, e inmovilizar la lista, mantener a todos los mundialistas jueguen o no en sus equipos, conserven o no la forma. Y no son pocos los que relacionan ambos hechos: los mundialistas tienen asegurado el puesto porque así es más fácil rentabilizar comercialmente las ferias en las que han quedado convertidas las concentraciones.

Un aire de fiesta, en suma, rodea todavía a la selección, aparentemente más pendiente de celebrar que de rendir. Algo que contrasta precisamente con el ideario del propio Del Bosque, quien, cuando España aún no ganaba nada, explicaba sus males en que el jugador se daba por realizado del todo con acudir a la selección. Podía rebelarse por no ser llamado, pero una vez dentro, ya no se sentía exigido por nada.

Del Bosque no es ajeno a las críticas, al aspecto de balneario que destila ahora la selección, pero recela y se defiende: "Los actos del lunes duraron un momento y se hicieron antes de entrar en la concentración. No creo que eso nos distraiga de nuestras obligaciones. A mí me llaman de muchos sitios y voy, aunque muchas veces no me apetezca, pero tengo que estar. Eso no quiere decir que no esté centrado en mi trabajo o que me salga de lo sustancial, que es mi puesto de seleccionador".

"Los actos duraron un momento y no creo que nos distraigan"

Sobre el inmovilismo de la lista, el puesto asegurado con el que ha obsequiado a sus soldados de Suráfrica, Del Bosque también se revuelve: "Cuando tuvimos que hacer cambios en la lista no nos tembló el pulso. Ahora tenemos un grupo estable y creo que eso no es malo. Mi cuota de dolor ya la llené cuando tuve que dejar a Senna fuera del Mundial. Había sido el mejor mediocentro defensivo de la Eurocopa y de veras que me dolió mucho dejarlo".

Ya cambió en la Eurocopa

"Además añade y no quiero colgarme medallas, conmigo han debutado jugadores cuando no eran titulares en sus equipos. Tras la Eurocopa, fuimos introduciendo cambios". Es decir, refuerza su postura, pero en el fondo le delata: ganar la Eurocopa en 2008 no garantizó la plaza, como ahora, a todos los campeones. Había que ganarse volver a la selección.

"Puyol está lesionado pero en la sub 21 no creo que haya nadie todavía preparado"

Pero Del Bosque insiste: "Lo que pasa es que no he visto nada que pudiera mejorar lo que hemos traído. Puyol se ha lesionado, pero en la sub 21 no creo que todavía hubiera nadie preparado y Marchena puede cumplir como central y como mediocentro".

La programación de entrenamientos, uno diario, con suaves rondos y partidillo, también habla de la buena vida del internacional español. "Con el calendario que hay y con el ritmo que tienen los futbolistas en sus clubes no vamos a hacer dobles sesiones de entrenamiento. Además, ¿quién dice que en el fútbol por entrenarse más se va a rendir mejor? ¿Está demostrado? Todos los futbolistas están bien entrenados en sus clubes. Ojalá pudiera ser que estuvieran en su casa y sólo tuvieran que venir a jugar. A los jugadores hay que darles su espacio, no puedes saturarles", sentencia.