Lunes, 14 de Enero de 2008

Llorente, el goleador agradecido

EFE ·14/01/2008 - 13:59h

EFE - El delantero del Real Valladolid Joseba Llorente celebra uno de los tres goles que le marcó ayer al Recreativo de Huelva.

No es moneda corriente en el fútbol profesional que un jugador permanezca en un club por pura lealtad, es decir, perdiendo dinero. Y es que esa pregonada adhesión a unos colores se concreta muy pocas veces. Una de ellas, es el caso de Llorente, ariete del Valladolid y autor de tres goles ante el Recre.

El jugador amplió recientemente su contrato con el Real Valladolid por una temporada más, concretamente hasta el año 2011, tras recibir una "mareante" oferta del Athletic Club poco antes de iniciarse la liga.

Joseba Llorente Etxarri (Hondarribia, 24-11-1979) no podía dejar tirado al Valladolid cuando faltaban pocas horas para el inicio de la competición. Se quedó en la capital del Pisuerga "por agradecimiento", porque aquí ha crecido como futbolista y porque, según sus palabras, esta "muy agusto" con sus compañeros, con la ciudad, con la afición y, sobre todo, "con Mendi".

"Mendi" no es otro que Jose Luis Mendilibar, su actual entrenador y el técnico que le supo reconducir hace tres temporadas en el Eibar, cuando Llorente había sido descartado de la Real Sociedad, el club en cuya cantera se formó.

Ayer personificó la pujanza del Real Valladolid con el primer "truco de chistera" (hat-trick) de su carrera deportiva. Ante el Recreativo, mostró el mismo descaro y voracidad que la pasada temporada en segunda división, cuando sólo una lesión le impidió ser el máximo goleador de la categoría.

El delantero estuvo a punto de alzarse con el título de máximo artillero de Segunda División (marcó 17 tantos), pero una osteopatía de pubis, por la que tuvo que ser intervenido, le impidió jugar las últimas jornadas y rubricar su buen promedio anotador con el Trofeo Pichichi que, finalmente, consiguió Marcos Márquez (UD Las Palmas).

Llorente no había visto puerta esta temporada con tanta facilidad, pero su presión asfixiante y varias asistencias de gol habían contribuido a hacer del Real Valladolid un bloque consistente y un grupo solidario.

Joseba siempre acomete y no sabe, ni quiere, especular con el balón. Era sólo cuestión de tiempo que su desparpajo terminara llamando la atención en la nueva categoría.

El delantero guipuzcoano hizo ante el Recre el segundo "triplete" de la Liga, ya que el único que había conseguido tres goles en un mismo partido en este ejercicio fue el francés del Barcelona Thierry Henry, en la sexta jornada frente al Levante a domicilio (1-4).

Llorente, que dedicó los tres goles de ayer a su mujer, embarazada, se casó recientemente en Hondarribia y a su boda asistieron todos los compañeros más Aritz Aduriz, actual jugador del Athletic Club de Bilbao y su gran rival cuando llegó al Real Valladolid.

El delantero centro afirmó, tras el encuentro ante el Recreativo de Huelva (3-1), que "la inspiración goleadora viene por momentos". Algo obvio, que además supo explicar "gráficamente" "Marcas la primera y coges confianza, mientras que otras veces tienes oportunidades y no hay manera", subrayó.