Archivo de Público
Miércoles, 23 de Marzo de 2011

Niños con eczema grave a veces no superan alergia a leche, huevo

Reuters ·23/03/2011 - 17:24h

Por Fran Lowry

Los niños pequeños con eczema moderada a grave no siempre pueden superar la alergia a la leche o el huevo, reveló un estudio presentado en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI por su sigla en inglés), en San Francisco.

"Las alergias al huevo y la leche suelen desaparecer, a diferencia de las alergias al maní o los mariscos", explicó el autor principal del estudio, el doctor Robert A. Wood, de la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University.

"Lo que le podemos decir a los padres es que la gravedad del eczema tiene un valor predictivo: a más grave, menos posibilidad de superar la alergia, por lo menos durante dos años", agregó.

El estudio, financiado por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, incluyó a 500 bebés de entre 3 y 15 meses de edad.

Todos tenían: (1) antecedentes de alergia al huevo, la leche o ambos, más un resultado positivo en el test cutáneo de alergia (PST, por sus siglas en inglés), o (2) dermatitis atópica moderada a grave y un PST positivo a la leche o el huevo. (Algunos niños reunieron ambos criterios de inclusión).

La gravedad del eczema se midió al inicio del estudio y a los dos años y se clasificó en dos categorías: nada-leve o moderada-grave. La alergia a la leche y el huevo se basó en la historia clínica y en los niveles del anticuerpo IgE frente al alimento disparador de la reacción.

Durante los dos años de observación, el 46 por ciento de los niños con eczema leve superó la alergia a la leche, comparado con apenas el 25 por ciento del grupo con eczema moderado-grave.

En tanto, superaron la alergia al huevo el 39 por ciento de los niños con eczema leve y apenas el 21 por ciento de los niños con eczema moderado-grave.

La mejoría de los problemas cutáneos graves no cambió los resultados en el largo plazo.

Entre los niños alérgicos a la leche cuyo eczema pasó de moderado-grave a nada-leve, el 19 por ciento superó la alergia, comparado con el 32 por ciento de aquellos que siguieron con eczema moderado-grave.

Y las tasas de resolución de alergia al huevo fueron del 28 por ciento en los niños con eczema moderado-grave inicial que mejoró a nada-leve, y del 22 por ciento en los niños con eczema moderado-grave desde el inicio hasta el final del estudio.

"Esto nos demuestra que el nivel de mejoría del eczema no está asociado con una mayor posibilidad se superar una alergia a la leche o el huevo", dijo Wood a Reuters Health.

"Se tiende a asumir que si el eczema mejora entre el año de vida y los 3 o 4 años, la alergia alimentaria también mejorará. Pero eso no sucedió. Los niños con una mayor mejoría del eczema no fueron más propensos a superar estas alergias", apuntó.

Esta información, agregó, ayudará a los médicos a asesorar a sus pacientes. "Es una observación que nos permite conocer más sobre el curso natural de la alergia alimentaria para predecir mejor su evolución", finalizó el autor.