Archivo de Público
Miércoles, 23 de Marzo de 2011

El líder socialista portugués acusa a Cavaco de pasividad en la crisis lusa

EFE ·23/03/2011 - 15:41h

EFE - El candidato presidencial respaldado por el gobernante Partido Socialista (PS), el poeta Manuel Alegre, durante un acto. EFE/Archivo

El líder socialista Manuel Alegre acusó hoy al jefe de Estado de Portugal, el conservador Aníbal Cavaco Silva, de pasividad en la actual crisis política del país, que puede llevar a la dimisión del Gobierno socialista de José Sócrates.

Alegre que perdió las elecciones presidenciales de enero pasado ante a Cavaco, rompió su silencio de los últimos meses y le instó a intervenir en la crisis, en declaraciones a la prensa lusa.

El dirigente de la izquierda socialista apeló a Cavaco ante la falta de consenso entre el Ejecutivo y la oposición conservadora para aprobar el último plan de ajuste fiscal, que se somete hoy a votación en el Parlamento con la mayoría de la cámara en contra.

En caso de reprobación, varios dirigentes del Ejecutivo y del Partido Socialista (PS) reconocieron que la crisis política en Portugal será inminente y dejará al Gobierno "sin condiciones" para seguir en el poder.

Alegre subrayó que Cavaco fue escogido para intervenir en situaciones como ésta, en la que está en riesgo el interés nacional, y no puede actuar como un "mero espectador".

Sin embargo, el jefe de Estado, cuyas principales funciones son sancionar leyes, convocar elecciones y velar por el correcto funcionamiento de las instituciones, comentó ayer que la "rapidez" con la que transcurrieron los acontecimientos no le dejaron margen de maniobra para actuar preventivamente.

La posible dimisión del Gobierno presionó esta mañana a la Bolsa de Lisboa, elevó los intereses de la deuda soberana de cinco y diez años y aumentó las especulaciones acerca de la necesidad de que Portugal necesite ayuda financiera externa en el corto plazo.

No obstante, varias figuras de la vida pública del país minimizan el impacto de una posible ayuda o la celebración de elecciones legislativas anticipadas.

Entre ellos Alexandre Soares dos Santos, presidente de una de las mayores empresa del país, la distribuidora Jerónimo Martins, consideró una eventual intervención del Fondo Monetario Internacional "una bendición", dado que Portugal ya utiliza, de hecho, ayuda externa.

Francisco Pinto Balsemao, propietario de uno de los mayores grupos editoriales lusos, Impresa, y ex primer ministro con el principal partido opositor, el Social Demócrata (PSD, centro-derecha), abogó por unos comicios anticipados que otorguen "una mayor legitimación" a quien gobierna.

El Partido Socialista de José Sócrates, que llegó al poder en 2005 y perdió la mayoría absoluta en las elecciones de 2009, ha advertido, sin embargo, contra las consecuencias de la actual crisis política en la dedicada situación económica que vive el país.