Archivo de Público
Miércoles, 23 de Marzo de 2011

Rajoy no volverá al País Valencià hasta la campaña

Los conservadores quieren tener cerradas las listas para la primera semana de abril

MARÍA JESÚS GÜEMES ·23/03/2011 - 08:20h

Mariano Rajoy.

El líder del PP, Mariano Rajoy, se ha comprometido a acudir a todas las comunidades autónomas antes de Semana Santa y de que sedesencadene la batalla electoral del 22 de mayo. El viernes pasado estuvo en el País Valencià. Acudió a las Fallas invitado por la alcadesa de Valencia, Rita Barberá. Y, por lo visto, con esa visita el líder de los conservadores da por satisfecha su agenda con Francisco Camps por el momento.

En el PP reconocen que lo más seguro es que no vuelva a coincidir con el president de la Generalitat hasta la campaña. Afirman que tiene un planning muy intenso y comentan, además, que a los conservadores valencianos no les hace ninguna falta su presencia porque sus sondeos auguran una nueva y aplastante mayoría absoluta. Los colaboradores de Rajoy recuerdan que hay otros territorios a los que les hace más falta un empujón de su presidente. Por ejemplo ven más útil que vaya a Asturias o Navarra donde tienen dos candidatos nuevos y todo por hacer.

Sin embargo, en las filas conservadoras hay quien piensa que si Rajoy no se acerca más a Valencia cuando antes no salía de allí es porque se siente realmente incómodo y está esperando a ver si Camps se tiene que enfrentar a juicio oral por el caso de los trajes que le regaló la trama Gürtel.

En el PP valenciano querían hacer un acto de proclamación de su candidato por todo lo alto. Pero no saben si contarán con la presencia de Rajoy o si en representación de la dirección nacional irán Esteban González Pons o Federico Trillo como ha estado ocurriendo durante el último año.

Por otra parte, la derecha tiene previsto cerrar todas sus listas, tanto las autonómicas como las municipales, para la primera semana de abril. En el PP todo el mundo da por hecho que repetirán Ricardo Costa, David Serra, Vicente Rambla y Yolanda García, cuyos nombres aparecen en informes policiales que apuntan hacia una posible financiación ilegal del PP valenciano.

"¿Si Camps va, cómo no van a ir los demás?", dicen en la sede nacional. "Si los quitan sería como reconocer que el partido ha hecho algo mal", añaden en la formación regional mientras apelan a la presunciónde inocencia.