Archivo de Público
Miércoles, 23 de Marzo de 2011

La publicidad de contactos se hace fuerte en internet

La Policía detecta que los proxenetas combinan anuncios en varios ámbitos

Ó. L. F. ·23/03/2011 - 08:20h

Cartel encontrado en un burdel desmantelado en julio.

"El lunes vendrá un fotógrafo para haceros fotos totalmente gratuitas y colgarlas en la web, ya que desaparecen los anuncios en prensa escrita". El pasado mes de julio, la Policía Nacional encontraba en un piso burdel de Madrid un cartel que delataba que la trama de prostitución que acababa de desarticular en la operación Afrodita había decidido eliminar poco a poco su publicidad en los periódicos para volcarse en internet. Era la demostración de una tendencia que otras actuaciones policiales contra redes de explotación sexual no ha hecho sino confirmar: el ciberespacio es ya una importante plataforma publicitaria para estas.

De hecho, la red que colgó el cartel, además de gastar 45.000 euros al mes en copar la mitad del espacio de las páginas de anuncios en los diarios madrileños que admiten este tipo de publicidad, había puesto en marcha 14 web, una para cada prostíbulo que controlaba, así como una decimoquinta en la que centralizaba toda su oferta.

Una red creó 15 ciberpáginas, una por cada prostíbulo que poseía

No fueron los únicos. Pocos meses antes, la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) central de la Policía había desmantelado también en Madrid una trama de proxenetas chinos que obligaba a prostituirse en pisos burdeles a una treintena de jóvenes de origen asiático a cambio únicamente de alojamiento y manutención. Uno de los agentes que participó en aquella operación recordaba ayer a este diario que fue, precisamente, esa combinación de prensa e internet la que facilitó la primera pista: "Detectamos que las cinco web a las que remitían en los anuncios de los periódicos eran idénticas las unas a las otras. La misma apariencia, las mismas frases, los mismos precios..." A partir de ahí, nació la operación Apolo.

Este agente, especializado en la lucha contra la trata de personas, destaca que estas web creadas a propósito no son, sin embargo, el único ciberrecurso que las redes de explotación sexual están utilizando: "También cuelgan su publicidad en páginas de anuncios por palabras de internet".

Los mismos números

Las tramas también utilizan web de anuncios por palabras

Eso es lo que, precisamente, hacía la red desarticulada en noviembre en Barcelona durante la operación Brezo. Aquella trama insertaba sus anuncios en los dos diarios de la capital catalana de mayor difusión, pero también en tres web dedicadas a anuncios breves: www.loquo.com, www.globalanuncio.com y www.globalsexo.com. Los agentes de la UCRIF de Barcelona que la desmantelaron detectaron que en todos sus anuncios la trama repetía los mismo números de teléfono de contacto. Veinte personas fueron detenidas y se identificó a 93 mujeres explotadas.

Un responsable de la operación destacaba ayer a este diario que en esta ciberpublicidad, "los proxenetas no se andan con exquisiteces" y "utilizan un lenguaje duro, casi primitivo". Este mando cree que internet es ya "un instrumento clave para estas redes".

Tanto, que los cabecillas de una red desmantelada en Madrid el mes pasado sólo utilizaban la web para llegar a sus potenciales clientes. Su apuesta por internet era de tal calibre que controlaban a las 38 chicas a las que prostituía en sus cuatro burdeles con un sistema de cámaras que visionaban gracias a la red.