Archivo de Público
Miércoles, 23 de Marzo de 2011

Condena en Alemania por operaciones de alto riesgo

Deutsche Bank tendrá que pagar una multa de medio millón de euros

PATRICIA BAELO ·23/03/2011 - 06:00h

Sede de Deutsche Bank, en Fráncfort. efe

Un trago muy amargo para Deutsche Bank: el primer banco alemán en activos fue condenado ayer por el Tribunal Supremo a indemnizar a la mediana empresa Ille Papier Service, que recibirá cerca de 540.000 euros por daños y perjuicios. El motivo es que la compañía, fabricante de productos de limpieza, compró en 2005 un fondo de alto riesgo de la entidad, lo que le llevó a pérdidas millonarias.

Se trata de CMS Spread Ladder Swaps, producto financiero complicado, que apuesta a la diferencia entre la evolución de los intereses a largo y a corto plazo. La entidad bancaria apostó por que los intereses a largo plazo subirían más fuertemente que los de corto, con las consiguientes pérdidas millonarias de los inversores.

El Supremo alemán ha recibido ocho querellas contra la entidad hasta ahora

La sentencia establece que Deutsche Bank falló a su deber de informar. En el caso de "productos de estructura tan compleja y de tanto riesgo como el contrato-swap", el cliente tiene que comprender "que, para él, el riesgo de pérdida ilimitada puede ser real y ruinoso", antes de decidir si desea invertir. Deutsche Bank debería haber advertido de que un swap implica un "grave conflicto de intereses", dado que para el banco sólo es rentable si la apuesta se convierte en pérdida del cliente, asegura el presidente del Tribunal, Ulrich Wiechers.

Hace un par de semanas, el jefe de Ille, Wilhelm Blatz, declaraba al semanario Spiegel no haber entendido bien de qué producto se trataba cuando decidió invertir animado por su consejero de confianza.

Todo apunta a que no será la única empresa a la que la entidad tendrá que enfrentarse. El representante de la demanda, Jochen Weck, habla de hasta 700 inversores perjudicados. Entre tanto, el Supremo alemán ha recibido hasta la fecha ocho querellas contra Deutsche Bank, y otras 17 están aún en instancias previas. Con esta sentencia, el Supremo no sólo protege a los inversores, sino que sienta jurisprudencia, en cuanto a que es la primera vez que un tribunal alemán obliga a un banco a indemnizar por haber invertido el capital de un cliente en negocios de alto riesgo. Así, el fallo eleva la obligación de informar debidamente de los pros y contras para todos los bancos que operan con productos similares. "Estamos muy contentos. Cuando nos decidimos a presentar la querella, no pensamos que pudiéramos ganar en esta lucha de David contra Goliath", apostilló Blatz.

En España, varios bancos están denunciados por operar con 'swaps'

Piden que se prohíban

La izquierda alemana, que recibió el fallo con alegría, exigió ayer al Gobierno que prohíba terminantemente estos productos. "Las apuestas sobre intereses son un fraude sistemático. El cliente del banco siempre es el tonto. Necesitamos una prohibición general", afirma rotundo el líder del SPD, Klaus Ernst, quien califica las especulaciones de alto riesgo de "armas financieras de destrucción masiva" y las culpa de la actual crisis financiera.

"Deberíamos implantar además, como en Suiza, limites por ley al interés para los créditos, ya que se reduce así la especulación", insiste. Por su parte, las asociaciones de consumidores valoran el fallo como una señal importante para todos los clientes bancarios.

En España, también se han presentado denuncias contra las entidades financieras por operar con productos estructurados de alto riesgo; entre ellas, Deutsche Bank, pero también se ha presentado demandas contra Bankinter, Altae, Banif, Santander, Barclays y Bankpime. El banco alemán, además, ha sido demandando por una treintena de inversores por las pérdidas que sufrieron con la quiebra de Lehman Brothers y la banca islandesa.