Archivo de Público
Miércoles, 23 de Marzo de 2011

"La gente no tiene ni puñetera idea de nuestra Historia"

El catedrático y asesor de series Ángel Bahamonde coordina el libro '14 de abril. La República'

ROCÍO PONCE ·23/03/2011 - 08:00h

Escena de 'La República'.

La noche del pasado lunes 3.423.000 personas sintonizaron La 1 para ver la ficción 14 de abril. La República. Para Ángel Bahamonde, catedrático de Historia Contemporánea y asesor histórico de la serie, se están consiguiendo realizar clases masivas de Historia a través de la pequeña pantalla. Pero no es suficiente, "lo ideal es completarlo con otras vías de conocimiento". Y por eso ha coordinado el libro 14 de abril. La República (Plaza & Janés) en el que participan 11 historiadores y en el que colabora Virginia Yagüe, guionista de la serie.

"Hemos intentado ser originales y no tratar a la II República como un tobogán hacia la Guerra Civil, sino por lo que fue", dijo el catedrático. Si la serie utiliza la realidad histórica como fondo para relatar la vida de los personajes, en este libro se encuentra justo lo contrario: los personajes de la serie sirven de base para analizar uno de los momentos "más dramáticos del siglo XX español", explicó Bahamonde. Félix Gómez, protagonista de la serie, considera que es necesario contarlo así para que la gente sepa las cosas que sucedieron en la II República, "vista como una utopía que pudo ser, pero no fue por la desgracia que ocurrió".

Las series de moda

Para el catedrático, en la televisión también existen las modas, pero opina que en España hay "un afán de saber más Historia por parte del público en general". Esta demanda nacería de una carencia: "La gente no tiene ni puñetera idea de nuestra Historia".

Gómez cree que series como la suya aprovechan el tirón de esa moda y consiguen "provocar el interés sobre una época". Según explicó a Público, cuando él estudiaba, las clases de Historia terminaban justo antes de llegar a la República o la Guerra Civil porque "esos temas eran tabú". En 14 de abril se cuenta una historia de emociones, "pero enmarcada en un entorno político y social muy interesante", destacó.

Ángel Bahamonde reconoce que los historiadores han pecado durante años de no hacer digeribles sus discursos. Con libros como el que se presentó ayer en el emblemático Museo Chicote de Madrid, Bahamonde se reconcilia con un lenguaje y estilo narrativo que hacen que la Historia pueda asimilarse por el gran público. En concreto, por un 16, 7 % de share.